De una boda, nace una banda

Eirband. Sus cuatro integrantes cuentan con un largo recorrido en grupos musicales./KEPA BORDÉS
Eirband. Sus cuatro integrantes cuentan con un largo recorrido en grupos musicales. / KEPA BORDÉS

Dos años y medio después de conocerse Eirband actúa este viernes en Unzaga. El grupo formado por integrantes de Eibar, Ermua y Durango ofrece éxitos de la música rock y pop de las décadas de los años 80 y 90

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

«De una boda sale otra boda» es una frase hecha que en este caso se tiene que adaptar a algo como «de una boda nace un grupo de música». Ocurrió que dos de los invitados empezaron a hablar de su experiencia con distintos grupos y hubo un flechazo musical cuyo resultado se podrá escuchar este viernes en la carpa de la plaza de Unzaga. Eirband promete pop-rock de los años 80 y 90 con la calidad que dan muchos años de experiencia en el mundo de la música.

Haber pasado la barrera de los cuarenta años de edad da una pista de dónde se sitúa una banda de músicos que sin pasar por el conservatorio montaron sus primeros grupos en la adolescencia. Es el caso de Jon e Iñaki, los dos invitados que se conocieron en la boda de Walter Tuzzeo, el técnico italiano que conduce el estudio de los locales de ensayo de Legarre. «Jon y su amigo Sevi tenían un grupo y estaban buscando un batería, por eso quedamos para tocar juntos y probar» recuerda Iñaki Ortega. Aquellas primeras pruebas funcionaron y tanto los gustos de los integrantes como el resultado marcaron un rumbo que pedía algo más. Así, al cabo de pocos meses incorporaron a Víctor a los teclados, un instrumento que sumado al combo de batería, guitarra y bajo terminó por cuadrar el grupo.

Concierto
Eirband.
Cuándo
Viernes día 9 a las 23.00 horas.
Dónde
Plaza de Unzaga (carpa).
Entrada libre.

«Empezamos a hacer versiones de temas que nos gustaban y hubo química, sonaba bien sin haber tocado juntos antes, el 'feeling' fue inmediato» recuerda Ortega. Por eso asentaron su base de operaciones en los locales de ensayo de la Asociación Musical Joven Eibarresa, en Legarre, para un grupo de integrantes naturales de Durango, Ermua y Eibar.

«Hubo química, sonaba bien sin haber tocado juntos antes, el feeling fue inmediato»

A lo largo de los dos últimos años el grupo ha ido preparando un programa que se condensa en dos horas de concierto. «Hacemos versiones de temas de los 80 y los 90, pop-rock. Tocamos canciones muy conocidas de grupos como Dire Straits, The Police, Itoitz, Nacha Pop, Van Halen... temas que la gente va a reconocer seguro» apuntan.

Los integrantes de la banda defienden su trabajo a la hora de hacer versiones de grupos reconocidos por el gran público. «Dicen que hacer versiones es muy fácil... ¡tururú!» exclama Iñaki, y se explica. «El batería de cada grupo es una máquina, el guitarrista puede ser de los mejores del mundo, y tú tienes que hacer que suene igual. Hay que estar a la altura, por eso yo animo a la gente a que cierre los ojos y piense que oye al grupo original».

Jon y Sevi son los encargados de poner voz a un grupo que se atreve a cantar en euskera, castellano e inglés. «Cada canción tiene un tempo, por eso grabamos todos los ensayos y vemos que lo mismo, tocado más rápido o más despacio, no suena igual». De ahí que hagan hincapié en clavar los temas y ofrecer un buen sonido. «Vemos que suena como un cañón, y eso nos da más ganas de tocar».

Horas intempestivas

El nombre de Eirband fue un guiño a la ciudad que acoge los ensayos del grupo, en muchas ocasiones a horas intempestivas. Las obligaciones laborales y familiares hicieron que los primeros ensayos fuesen muy espaciados, y en muchas ocasiones se tienen que restringir a los sábados por la noche. «Pero cuando nos juntamos podemos estar cinco horas ahí metidos. Nos dan las tantas de la madrugada pero disfrutamos un montón» apuntan.

Para esta generación pasaron los años de montar grupos y lanzarse a tocar de cualquier manera. La experiencia que acumulan les llama a ser exigentes con su afición a la música. «Nos lo tomamos con responsabilidad, tenemos experiencia en grupos y queremos hacer las cosas bien, con un nivel de calidad».

Las primeras actuaciones en pequeños locales o citas como las fiestas de Legarre les sirvieron para probarse y salir de la monotonía del local de ensayo, y ahora se ven con la capacidad de subirse a los escenarios, como harán este viernes en Unzaga. «Queremos grabar material en 2018 para poder presentarlo y darnos a conocer».

Los locales de Legarre han visto nacer a multitud de grupos y Eirband es uno de los últimos frutos. Cada local es compartido por dos o tres bandas y el ambiente es positivo, según señalan los integrantes de Eirband. «El acceso es pésimo, pero lo demás es un lujo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos