Un San Blas sabatino a rebosar

Bendición. La parroquia San Andrés se llenó hasta los topes en una cita especialmente seguida al celebrarse San Blas en sábado.
/FOTOS: FÉLIX MORQUECHO
Bendición. La parroquia San Andrés se llenó hasta los topes en una cita especialmente seguida al celebrarse San Blas en sábado. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

La coincidencia de la fiesta en sábado llenó las parroquias para las bendiciones del conocido dulce

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

Cada tres de febrero las parroquias de Eibar cambian el olor a incienso por una aroma anisado. Las tortas de San Blas se llevan por kilos a bendecir en una tradición que pasa de generación en generación. La coincidencia de la festividad de San Blas en sábado podía hacer prever una cita más multitudinaria y así fue, con niños que no tuvieron que dejar de lado las clases y adultos que les acompañaron a bendecir sus 'sanblases'.

La parroquia San Andrés acogió la bendición más populosa en una mañana. Hubo que madrugar para coger un buen sitio, y los laterales de la iglesia se llenaron de chavalería deseosa de verlo todo. Llegó el momento de alzar los 'sanblases' y llovió agua bendita en un momento que se vivió con una sonrisa promovida por el párroco Xabier Zubizarreta. Él también pidió ayuda divina para el partido que el Eibar iba a disputar poco después. No fue el único que se acordó de Ipurua ya que no es habitual ver bufandas azulgranas en la iglesia, pero ayer sí las hubo.

A la salida, la lluvia no animaba a quedarse en la calle pero algunas familias no dejaron pasar la ocasión de probar el 'sanblas' y fotografiarse con las figuras de los 'sanblasitos'. Ayer precisamente celebraban el decimonoveno aniversario de su colocación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos