PSE, EH Bildu e Irazabi votan a favor de la moción de la pensión mínima de 1.080 euros

Representantes de hogares del jubilado y pensionistas dieron a conocer sus reivindicaciones. /  MORQUECHO
Representantes de hogares del jubilado y pensionistas dieron a conocer sus reivindicaciones. / MORQUECHO

El PNV quiere que se explique «por qué las tiene que pagar el Gobierno Vasco y no el Estado o el Ayuntamiento» | Había sido presentada por la asociación de jubilados, la plataforma de pensionistas y Duintasuna

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Eibar ha aprobado con los votos de PSE-EE,EH Bildu e Irabazi una moción presentada por los colectivos de pensionistas de Eibar, en la que se solicita el establecimiento de una pensión mínima de 1.080 euros «para salir del umbral de la pobreza, una vez que desde la Carta Social Europea se establece ese montante», señalaron los portavoces de los pensionistas.

Dicha moción había sido promovida en el Ayuntamiento por la Asociación de Hogares de Jubilados de Eibar, el colectivo Duintasuna y la plataforma de pensionistas de Eibar. Posteriormente, la Junta de Portavoces decidió votar en bloque los seis puntos siendo aprobada por los 16 votos a favor de PSE, EH Bildu e Irazabi. El PNV (con cinco) votó en contra.

Los colectivos de pensionistas agradecieron a los partidos que apoyaron la moción y exigieron «al PNV que sea tan responsable y respetuoso como cuando negocia con el PP en Madrid. Somos conscientes que sin el apoyo del PSE no se hubiese celebrado esta rueda de prensa y agradecemos al resto de grupos el apoyo dado». En la propia moción indican que «las pensiones son un derecho de toda la ciudadanía, establecido en la Constitución en su artículo 50, pero las personas que conformamos este colectivo llevamos años perdiendo poder adquisitivo en nuestras pensiones. Las sucesivas reformas realizadas por los gobiernos de PSOE y PP nos han perjudicado seriamente».

En esta dirección, además de solicitar la derogación de la Ley 23/2013, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social, pedían la misma medida para la reforma laboral del 2011, «al objeto de revertir sus nefastas consecuencias para la calidad del empleo», y que se establezca «un sistema de protección y Seguridad Social para la Comunidad Autónoma Vasca».

El documento aprobado no se tratará en Pleno, una vez que existe un acuerdo municipal por el que no se abordan cuestiones que trascienden al municipio. Por ello, el colectivo de pensionistas dijo que «somos conscientes que la aprobación del Ayuntamiento en sí misma y a corto plazo no va a solucionar nuestras reivindicaciones, pero entendemos que es un paso en la correcta dirección».

También hablaron de la precaria situación en la que se encontraban algunos colectivos. «Es intolerable que en un país que saca pecho hablando de democracia, modernidad y solidaridad tengamos que día sí y otro también que decidir si ponemos la calefacción, comemos o simplemente compramos medicinas para la salud». De ahí que apoyan seguir con las movilizaciones, «aunque sabemos que es una tarea a medio y largo plazo y dependerá de la capacidad de movilización de la sociedad en general».

En sus consideraciones se hablaba que «todas estas medidas tienen su causa en la famosa y manoseada crisis. En nombre de la salvación de la economía se adoptaron en su día medidas tan drásticas que hoy se resumen en un empobrecimiento de los que menos tienen y en el enriquecimiento de los que antes eran ya ricos. Este no es un problema de si unos cotizaron más que otros. Es un problema grave por el que están atravesando muchas personas, acuciadas por una precariedad cada día más elevada y que seguirá afectando a futuras generaciones».

Complemento polémico

Tras la rueda de prensa de los pensionistas, EAJ-PNV de Eibar, emitió una nota, en la que mostraba su apoyo «a las reivindicaciones de los colectivos de pensionistas», pero se oponía a que fuera el Gobierno Vasco el que complementease las pensiones hasta 1.080 euros mediante la Renta de Garantía de Ingresos, «una vez que esta última reivindicación ha sido apoyada por el PSOE en Eibar». El PNV exige aclarar «cómo se pretende pagar las pensiones mediante la RGI», e instan a explicar «por qué las tiene que pagar el Gobierno Vasco y no el Estado o el Ayuntamiento». En el caso de Eibar, los 8.240 pensionistas que residen en la ciudad tienen una pensión media de 1.156 euros, mientras que los 5.345 jubilados suman una pensión de media de 1.322 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos