PSE y EH Bildu acuerdan las tasas para 2018

Los grupos políticos PSE y EH Bildu han llegado a un acuerdo para las Ordenanzas Fiscales. / FÉLIX MORQUECHO

Se plantean como objetivo «aliviar la presión fiscal» a las familias monoparentales y numerosas. Se creará una nueva modalidad de abono familiar y se incorporará una bonificación en el impuesto de vehículos

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

PSE-EE y Eibarko EH Bildu han cerrado un acuerdo para la aprobación de las ordenanzas fiscales, para el próximo año 2018. Aunque el equipo de gobierno socialista había hecho un ofrecimiento de acuerdo a PNV e Irabazi ha sido EH Bildu quien ha dado su visto bueno a la oferta planteada. Miguel de los Toyos ha expresado que «estoy satisfecho con el acuerdo porque las propuestas que hemos consensuado contribuirán a que nuestro sistema de tasas sea aún más justo, y lo harán sin comprometer la calidad de los servicios que prestamos desde el Ayuntamiento ni mermar nuestra capacidad inversora, principios irrenunciables para los socialistas en las negociaciones».

El PSE indica que «se ha hecho un profundo análisis de las propuestas presentadas por los grupos políticos de la oposición y coincidiendo en dos principios básicos como son el mantenimiento de la capacidad recaudatoria y la sensibilidad social, se ha alcanzado un acuerdo con Eibarko EH Bildu, que posibilitará la aprobación de las Ordenanzas Fiscales para el año 2018».

Al igual que el alcalde, el concejal de Hacienda, el socialista Alberto Albístegui, ha valorado positivamente el acuerdo. «Una ciudad de nuestro rango y potencial debe cumplir con el espíritu que siempre guía nuestras actuaciones en materia económica: ser responsables y rigurosos tanto a la hora de gestionar los recursos públicos como al hacer propuestas para no poner en riesgo la estabilidad financiera del Ayuntamiento, que es al fin y al cabo lo que hace posible que sigamos mejorando servicios y haciendo inversiones importantes».

En lo que al propio acuerdo se refiere, los grupos municipales del PSE-EE y EH Bildu han pactado, por un lado, dos modificaciones cuyo objetivo es aliviar la presión fiscal de las familias monoparentales y de las numerosas reduciendo tasas para que el esfuerzo económico que deban realizar en 2018 sea menor; y por el otro, una modificación para dotar de mayor progresividad al impuesto de vehículos de tracción mecánica, consecuencia de la cual los turismos de hasta 14 caballos fiscales pagarán una cuota entre un 10 y un 1,5% menor que en 2017 y los que superen los 14 caballos fiscales, una cuota un 1,5% mayor, ascendiendo el mayor de los incrementos, el de los turismos de 20 o más caballos fiscales, a 4,82 euros.

Por su parte, los titulares de ciclomotores y motocicletas de hasta 500 cc también verán como su cuota desciende y aquellos propietarios de motocicletas de una mayor cilindrada, deberán abonar una cuota entre 1,10 y 2,21 euros mayor.

Nuevo abono

En lo que respecta a las modificaciones aprobadas específicamente para las familias, se creará una nueva modalidad de abono familiar dentro de las tasas del Patronato Municipal de Deportes, tasa pensada para atenuar el esfuerzo económico que realizan las familias monoparentales abonadas y facilitar, aún más, el acceso y disfrute de las instalaciones deportivas municipales, de las que ya hoy en día son usuarios más de 10.200 eibarreses sobre un total de 27.500. Así, a aquellas familias en las que haya un solo progenitor o tutor legal se les aplicará una tasa por el abono familiar de 200 euros en lugar de 228,10 euros, que es la tasa del abono familiar actualmente en vigor.

Por otro lado, se incorporará una bonificación en el Impuesto de vehículos de tracción mecánica, gracias a la cual las familias numerosas titulares de un vehículo turismo de 5 ó más plazas podrán solicitar una bonificación de entre el 70 y el 90% (dependiendo del número de descendientes) a favor del mismo, pudiendo beneficiarse de la bonificación un solo vehículo por familia. Según De los Toyos, «proponer una bajada de impuestos hubiera sido lo más fácil, mucho más popular y agradecido, pero también muy irresponsable. Porque mantener la capacidad recaudatoria con una presión fiscal por ciudadano bastante por debajo de la media de Gipuzkoa debe ser un objetivo irrenunciable».

Finalmente, el alcalde eibarrés dijo también que «la visión cortoplacista y electoralista de la política puede llevar a propuestas populistas, pero la visión a medio-largo plazo de los retos de la ciudad nos debe llevar a adoptar medidas que no hipotequen nuestra ciudad y que sean responsables, realistas y razonables con la ciudadanía».

Más

Fotos

Vídeos