El Banco de Alimentos realiza entregas de productos en su local de la plaza de toros

El Banco de Alimentos cuenta con una nueva sede en la plaza de toros.
El Banco de Alimentos cuenta con una nueva sede en la plaza de toros. / FÉLIX MORQUECHO

Ha entrado en funcionamiento este mes para dar servicio a cerca de 133 familias. La Cruz Roja, Ikasten, Proyde-Proega, Compartir y Egoaizia se encargarán de los repartos de productos

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

La nueva sede del Banco de Alimentos de Gipuzkoa en Eibar ha entrado en funcionamiento este mes realizando la primera entrega de productos a las familias desfavorecidas. La sede del Banco de Alimentos se encuentra justo en la antigua enfermería de la plaza de toros. El pleno del Ayuntamiento aprobó la cesión del uso del local para esa actividad a instancias de una enmienda presentada por EH Bildu.

En principio, los voluntarios son la base del funcionamiento de los bancos de alimentos. Su trabajo queda visibilizado en la aportación puntual que la mayoría de ellos hacen con motivo de las campañas de recogida de alimentos de carácter excepcional. En este caso, son cinco las entidades que se encargan del reparto de productos: Cruz Roja e Ikasten junto a Proyde-Proega, Compartir y Egoaizia.

El trabajo que realizan los voluntarios consiste, esencialmente, en recibir en el local los alimentos que les llegan desde la sede que el Banco de Alimentos de Gipuzkoa tiene en Bergara. A partir de aquí, se almacenan y clasifican, para luego hacer los lotes conforme a las solicitudes que son aprobadas en el departamento de Servicio Sociales del Ayuntamiento.

«Contamos ahora con mejores condiciones para poder almacenar los productos»

Un camión de la brigada se traslada a Bergara para poder trasladar los productos a Eibar. Las muchas cajas que se precisan para las labores de clasificación y reparto habían planteado la búsqueda de otro espacio. Pese a ello, la falta de infraestructuras adecuadas era suplida con la buena voluntad y muchas ganas de ayudar a los demás.

Según informó la presidenta de Servicios Sociales, Idoya Sarasqueta, «contamos ahora con mejores condiciones para poder almacenar los productos. Desde la parroquia de Ipurua, la anterior sede, ya se nos había comentado la necesidad de contar con otro local». También es preciso reseñar el alto número de personas que reciben atención por parte del Banco de Alimentos, previa orden de aprobación del área municipal de Servicios Sociales.

En este momento, en Eibar, son 133 familias las que reciben, todos los meses, lotes de alimentos para salir al paso de la precariedad en la que viven. Estas 133 familias acogen a 347 personas, una cifra considerable también en un nivel de preocupante crecimiento.

En las listas de solicitud aprobadas se puntualiza la tipología de las familias con información relativa al número de personas que conforman y las características de las mismas; por ejemplo, si en ella hay niños, personas mayores, adultos... De ese modo los voluntarios tratan de ajustar los lotes a sus necesidades».

En cuanto al tipo de productos, se trata de alimentos de primera necesidad, en excelentes condiciones de consumo, tales como aceite, azúcar, legumbres, pasta, galletas, arroz, conservas, incluso lácteos, cajas de leche o yogures. En el caso de que sea una familia con niños pequeños también les facilitan algunos sobres de leche en polvo, papillas o cereales. Cada lote de entrega es para cuatro personas y cuenta con un peso aproximado de 33 kilos. Muchos de ellos proceden de entregas de los supermercados o de recogidas masivas.

Fotos

Vídeos