El Ayuntamiento pide a Dragados el calendario de finalización del proyecto de Errebal

El Ayuntamiento quiere conocer el plazo de finalización de la obra de Errebal.
/FÉLIX MORQUECHO
El Ayuntamiento quiere conocer el plazo de finalización de la obra de Errebal. / FÉLIX MORQUECHO

PSE y EH Bildu cruzan sus posiciones sobre el proceso de adjudicación que se realizó con una baja del 40%

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El departamento de Obras del Ayuntamiento ha solicitado a la empresa constructora del complejo multiusos de Errebal, la firma Dragados, que presente el calendario de finalización de este proyecto, ante el evidente retraso que lleva su ejecución. El último plan de obra presentado por Dragados posponía su finalización para la segunda quincena de agosto de 2018. No obstante, a lo largo de este verano se ha comprobado que estaban sin ejecutar muchos de los trabajos, con lo que se atisba que no podrá finalizar las obras en el plazo estipulado. Por este motivo, desde Obras del Ayuntamiento «se quiere conocer» cómo van a transcurrir los trabajos a lo largo del 2018, de cara a conseguir su desarrollo y finalización. En principio, la empresa ha adquirido el compromiso de presentar un nuevo calendario de ejecución.

La construcción de Errebal fue licitada en 8,3 millones de euros y adjudicada en 4,9 millones, con una baja de un 40% del coste de licitación, «pero bajo un proceso transparente y limpio, en el que hubo 13 empresas que se presentaron al concurso, publicado en los boletínes europeos, españoles y vascos. Cuatro de ellas ofertaban unos precios similares y se adjudicaron los trabajos, en un tiempo de crisis, a Dragados que nos ofrecía todas las garantías de realización», señalan desde las filas del PSE, que indicaban que el contrato de adjudicación ha sido analizado incluso por el Tribunal de Cuentas del País Vasco que «lo encontró impoluto por parte de un técnico enviado para su revisión», según los socialistas, muy molestos con una crítica remitida por EH Bildu que afirmaba que la responsabilidad de los problemas de Errebal «es compartida, ya que la empresa entró en el 'traje' que había confeccionado el equipo de Gobierno del PSE». Según este grupo , «el concurso fue adjudicado dentro de la máxima claridad y transparencia, y nuestro objetivo es conseguir la finalización de los trabajos».

No obstante, desde la oposición, EH Bildu recuerda que «alertamos en su día de que una adjudicación tan a la baja solamente podría ser rentable si la empresa recortase en la calidad de materiales o en las condiciones laborales de las personas trabajadoras». El grupo abertzale afirma que «meses más tarde, Dragados afirma que no puede cumplir con el calendario comprometido y los plazos parciales previstos. ¿Pero acaso no fue la propia empresa quien lanzó la oferta de construcción para hacerse con el concurso?».

«No nos va a temblar el pulso si tenemos que romper el contrato para defender el interés local»La obra iba a finalizar en agosto del 2018, pero se atisba que el plazo estipulado no se cumplirá

Frente a ello, el PSE recuerda que en la firma de contrato con Dragados se convenió el nombramiento de una dirección de obra por parte del Ayuntamiento que llevaría el control y seguimiento de los trabajos. «Esta dirección de obra es la que marca a la constructora las directrices de ejecución en base a lo aprobado en el proyecto de ejecución. La dirección de obra, una empresa privada guipuzcoana que exige la realización de los trabajos en función de plazos y calidades, gira todas las semanas una visita a Errebal».

Sin embargo, EH Bildu es de la opinión que «ante este retroceso en el proyecto, el PSE debería espabilar y evitar las adjudicaciones que priorizan solamente la oferta de menor coste económico». Así consideran que «este aspecto tiene que evitarse a toda costa y más aún, cuando existen condiciones laborales de personal subcontratado en juego».

Ante todo ello, EH Bildu solicita « la extinción del contrato con Dragados por incumplimiento de plazos y realizar un nuevo pliego para la obra restante, donde se estudie la posibilidad de división de las tareas a realizar por lotes. Entendemos que lo que solicitamos complicaría la gestión de la obra, alargaría su finalización... pero nuestro objetivo es que accedan al concurso empresas más pequeñas y locales y una mayor y mejor distribución del dinero público».

Sin embargo el PSE descarta que «un proyecto de este tipo se pueda dividir en diferentes partes. Todos los contratos, con estos presupuestos, son adjudicados en un único lote». Ahora, bien, desde el PSE se indicaba que «no nos va a temblar el pulso en romper el contrato con la adjudicataria si tenemos que defender el interés municipal».

Todo el proceso depende del compromiso que adquiera Dragados en la presentación del calendario de las obras pendientes de ejecutar. En el caso de no presentarlo, se entendería como una renuncia a seguir, con lo que el Ayuntamiento trataría de ganar tiempo rescindiendo el contrato, encargando un nuevo proyecto sobre las fases sin realizar, para después adjudicar los trabajos a otra constructora, con el evidente retraso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos