El Ayuntamiento estudia peatonalizar Julián Etxeberria tras abrir Errebal

Comerciantes y hosteleros solicitan que Julián Etxeberria sea de coexistencia peatonal / FÉLIX MORQUECHO

Se quiere conocer primero el grado de afluencia que tendría el parking de cochesComerciantes y hosteleros solicitan la construcción de una calle de coexistencia, como San Agustín y Zuloagas

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Ayuntamiento estudiará peatonalizar la calle Julián Etxeberria en función del grado de afluencia de vehículos que tenga el futuro parking, en construcción, de Errebal. Una vez conocido el grado de uso del nuevo espacio es cuando el Consistorio podrá saber si es conveniente suprimir los estacionamientos actuales de Julián Etxeberria, para llevar a cabo una calle de coexistencia peatonal.

Comerciantes y hosteleros de la calle Julián Etxeberria llevan solicitando la peatonalización de esta calle durante los fines de semana y que pase también a ser de coexistencia peatonal. Esta idea ya fue expuesta por los titulares de los negocios al ayuntamiento, pero subrayan que «nunca» recibieron una contestación.

Los comerciantes alegan que «Julián Etxeberria es una calle más céntrica que aquéllas en las que se ha venido actuando en los últimos años y que cuenta con cuatro bares y 14-15 negocios comerciales y de servicios. Sin embargo, el alto número de estacionamientos que presenta impide pasear por sus aceras y ni siquiera sacar veladores a las calles». No obstante, en el seno del Ayuntamiento se ha considerado, de momento, «como no conveniente la realización de esta obra en la céntrica calle» por la necesidad de facilitar puntos de carga y descarga para los numerosos negocios existentes.

En las pretensiones de los hosteleros está la de la ampliación de aceras «para que podamos sacar veladores y para que la clientela pueda acceder con más comodidad. Los vehículos invaden, incluso, las aceras», expresan titulares de negocios.

En este sentido, este sector afirma que «con la peatonalización los fines de semana se podría ampliar el centro urbano hacia Errebal y Bidebarrieta. «Junto a ello, no ocurre ningún problema si obligamos a los vehículos a girar en Urkizu o se manda a los vehículos a que estacionen en el parking de Txomo o en el futuro parking de Errebal. Somos ciudadanos iguales a los de San Agustín, Zulogoatarren y Estaziño y exigimos que esta calle pase a ser como las mencionadas, pero sin vehículos y cerrada al tráfico durante los fines de semana». Los comerciantes hablaban también del importante foco comercial que se ha abierto en Julián Etxebarria, para lo que son exigibles «inversiones que faciliten el paso a la clientela», indican los comerciantes y hosteleros.

En un principio, el espacio multiusos de Errebal y el parking se programa su finalización para después del verano del 2018.

Renovadas otras zonas

La construcción de calles de coexistencia peatonal no es nueva. Inicialmente, se llevó a cabo en la calle Toribio Etxebarria. En vista del éxito, se realizó la modificación de otras calles, como las de San Agustín, Zuloagatarren, Ego-gain, y Estaziño. Gracias al programa Merkagune, del Gobierno Vasco, se concedieron 578.204 euros para transformar en zonas de coexistencia las calles Zuloagatarren, San Agustín, Ego-Gain y Estación, con el objetivo de posibilitar una mayor comodidad para los peatones y un beneficio para el comercio. «La creación de calles de coexistencia beneficia al comercio de la zona y contribuye a realzar la imagen de Eibar como ciudad de servicios, pero en el caso de Julián Etxeberria son muchos los estacionamientos que tendríamos que suprimir, para lo que ofrecemos Errebal para su uso», dijo el alcalde, Miguel de los Toyos.

En este sentido, al redactarse estos proyectos se tienen en cuenta las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad así como la utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones.

También se ha tratado de revisar la actual Ordenanza Reguladora de Terrazas, consensuándola con representantes del sector hostelero, con el objetivo de mejorar la estética de las mismas y causar el mínimo perjuicio al tránsito de los peatones.

Todos estos proyectos se encuadran dentro del plan de renovación y ensanchamiento de aceras que permitan «un tránsito más cómodo, agradable y accesible a los peatones, favoreciendo, así, una movilidad más sostenible y saludable», expresó De los Toyos. Así, en los últimos meses se ha procedido también a la renovación y mejora de las aceras de Isasi, San Juan y Urkizu, dentro de esa mejora de los puntos de paso de los peatones.

El proyecto más importante que se ha ejecutado, este año, ha sido el de Isasi, entre los números 3 y 39, desde el cruce del bar Txoko y la parada de autobús ubicada en el alto de Isasi, frente al colegio La Salle. Con las medidas adoptadas, el proyecto mejora el flujo peatonal, favoreciendo la movilidad.

Fotos

Vídeos