«Nadie nos ayuda a ampliar nuestras empresas»

Los movimientos de empresas dentro del polígono de Azitain, están siendo constantes en el último año y están evidenciando la falta de suelo con la que sigue contando Eibar. Azitain está colmatado de empresas hasta el punto de que firmas que estaban alojadas en el casco urbano han decidido abandonar sus instalaciones para centralizar su actividad en pabellones de aquel polígono que dejan otras firmas. Es el caso de Manufacturas Arta, que desarrollaba su actividad en la calle Estación, y que ahora se ha trasladado a Azitain. Por su parte Cartonajes Eibar amplió sus instalaciones a unos pocos metros de su última ubicación. Hanna Instruments inauguró nuevos locales, muy modernos, en el Industrialdea, dentro de ese proceso de mejora que están protagonizando muchas empresas que prefieren quedarse en Eibar antes de iniciar traslados a otros municipios, un proceso que condenó a Eibar a tener que perder industrias y población por la falta de suelo y por sus dificultades orográficas. El caso más notable es la inversión que ha realizado Egasca con un nuevo pabellón en Erisono, entre las empresas Cadenas Iris y Ramón Lapeyra. El pabellón que ha dejado Egasca, unos metros más abajo del polígono, será ocupado ahora por Metronic que deja la calle Barrena para trabajar en Azitain. Las empresas muestran una voluntad inequívoca de permanencia en Eibar, pero con fuertes inversiones, «aunque desgraciadamente nadie nos ayuda a ampliar nuestras empresas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos