Arranca de un mordisco un trozo de oreja a otro con el que se peleaba en la calle

A.E. EIBAR.

La sucesión de diferentes peleas durante el fin de semana ha sido la tónica de las últimas fiestas. No obstante, las más graves ocurrieron sobre las siete de la mañana del lunes, Año Nuevo, y otra el viernes, con un saldo de un herido que fue conducido al Hospital de Mendaro.

Con la llegada del nuevo año, la Policía Municipal recibió una llamada comunicando que había varías personas peleándose en la calle Calbeton. Se comprobó que una persona había sido mordida por otra, arráncandole parte de una oreja. El agresor abandonó el lugar.

Por otro lado, en la tarde del viernes avisaban de que unas personas se estaban peleando en la calle Julian Etxeberria. Según la información de la Policía Municipal una persona había sido agredida y fue trasladada por una ambulancia al Hospital de Mendaro. Los agresores habían huido del lugar también en este caso.

También a primera hora de la noche del sábado, la Policía Municipal conoció otro caso de una pelea entre dos personas en la calle San Juan, y se comprobaba que «se trataba de dos personas que se encontraban ebrias».

Ráfagas de viento

Junto a las incidencias de la noche, la Policía Municipal tuvo una intensa actividad durante el domingo a consecuencia de las numerosas incidencias motivadas por las fuertes ráfagas de viento, entre las que se pueden destacar un árbol caído en la subida a Unbe, tejas deprendidas en varios tejados, contenedores y diversos elementos desplazados, entre otros asuntos.

Finalmente, se recibía un aviso de un posible incendio en una vivienda de la calle San Juan. A la llegada se comprobó que había mucho humo y que el fuego se había originado en la campana extractora de la cocina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos