«Para el concierto me quedo con la parte más amena y más entretenida»

Viajera. Viene de Portugal y la semana que viene toca en Alemania./
Viajera. Viene de Portugal y la semana que viene toca en Alemania.
Andrea González Caballero, guitarrista

La eibarresa Andrea González Caballero regresa para ofrecer un concierto en el año de su primer disco

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

En 2007 una jovencita de 14 años se subía al escenario del Teatro Coliseo por primera vez. Diez años después Andrea González Caballero (Eibar, 1992) regresa convertida en una guitarrista profesional con premios en concursos internacionales y con un primer disco bajo el brazo. La próxima semana tocará en Düsseldorf y en los próximos meses lo hará en países como México o Italia. Pero para escucharla tocar no hay que ir tan lejos. Mañana regresa a su Teatro Coliseo para encontrarse con el público más cercano.

-¿Recuerda la primera vez que tocó en el Teatro Coliseo?

Concierto
Andrea González Caballero a la guitarra.
Cuándo
Mañana viernes, a las 20.30 horas.
Dónde
Teatro Coliseo
Entrada
8 euros. Taquilla abierta desde una hora antes.

-Sí, claro que lo recuerdo. Yo tenía 14 años así que sería en el 2007. Recuerdo que gustó mucho, que la gente estaba muy contenta con el concierto. Era la primera vez que tocaba, por eso era algo nuevo para mí y lo viví como una oportunidad de tocar en el Coliseo. Salí muy contenta.

-Pero ha pasado una década. ¿Qué ha cambiado?

-Muchas cosas. Hoy en día tengo otra madurez, otra forma de afrontar los conciertos. Hace diez años tenía bastante claro que me quería dedicar a esto, pero no era algo tan desarrollado como ahora. Quería conocer este mundo y ahora lo afronto de una manera más profesional y más trabajada, con más experiencia.

-Al estar fuera de Eibar casi todo el tiempo, supongo que llega con una sensación diferente.

-Sí, me apetece mucho, la verdad. Hace ya mucho tiempo que toqué por primera vez en Eibar, pero también ha pasado mucho tiempo desde la última. Actué en el Coliseo justo antes de irme a estudiar a Alemania, de hecho fue justo uno o dos días antes de irme para allá. Fue algo simbólico, y también lo es volver ahora que estoy terminando lo que me queda en Alemania. Voy a marcar en Eibar el principio y el final de este ciclo.

-Supongo que ha tenido libertad para elegir el programa que ofrecerá este viernes.

-Sí. Como el disco ha salido hace unos meses quería que el concierto tuviera algunas pinceladas de ese trabajo. Tampoco quería meter todo el programa del CD, porque la grabación tiene una parte más fácil para escuchar como Albéniz o Aire Vasco, pero también tiene música más contemporánea como Benjamin Britten... Por eso, para el concierto me quedo con la primera parte, la que puede ser más amena y más entretenida para el público, y he añadido algunas obras que lo complementan. Voy a dividir el concierto en tres bloques. Por un lado está la parte cubana. No me puedo olvidar de mi profesor Joaquín Clerch y por eso he cogido unas obras de él y de otro compositor cubano. Luego he escogido un bloque clásico con algunos autores del siglo XIX. Y finalmente está el tercer bloque que es el más extenso con compositores españoles.

-No sé si está más acostumbrada a tocar acompañada o en solitario.

-La verdad es que son muy pocas las ocasiones en las que toco acompañada. La mayoría de mis conciertos los hago en solitario. Eso me da mucha libertad a la hora de elegir el programa y me encuentro cómoda. Además, en Eibar estoy segura de que el público va a estar conmigo y por eso no me voy a sentir sola.

-Viene de grabar un disco, de hacer una gira por China, ¿cuál es su día a día?

-Ahora estoy siempre con la maleta cerca, porque llevo unos meses en los que estoy viajando cada muy pocos días. Ha sido un año intenso entre la grabación del disco, los conciertos que tenía programados y la gira en China. Eso hace que mi día a día sea estudiar, preparar las próximas citas... Me toca cambiar algunos programas porque en unos sitios te piden un concierto con orquesta, en otros tienes presentación del disco, en otros es una mezcla... y hay que ir preparando todo. Por ejemplo el 1 de diciembre toco en un festival que hay en Düsseldorf, un concierto con orquesta con música de Joaquín Rodrigo. Luego hay actuaciones por confirmar, pero sí que en los próximos meses iré a México y a Italia.

-¿Es cierta la leyenda de las interminables horas de ensayo de un músico?

-Yo nunca he sido muy partidaria de estudiar siete u ocho horas. A mí me ha funcionado estudiar siempre de forma regular. Cuando tengo conciertos puedo estar cuatro horas, o algo más, e intento aprovecharlas bien. Trato de marcarme objetivos reales e ir cumpliéndolos. Es una reflexión mental y física, porque puedes llegar a saturarte de una parte o de otra, y para evitar eso es importante guardar un equilibrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos