Alcaldía solicita a la SPRI que desarrolle la parcela libre de Erisono para uso industrial

Erisono cuenta con una amplia parcela cuyo desarrollo pide el Ayuntamiento. / MORQUECHO

Se trata de un espacio de 34.020 metros cuadrados que se construyó junto a IK4-Tekniker. Un estudio sobre 136 empresas recoge que un total de 20 tienen necesidad de ampliar instalaciones

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El alcalde, Miguel de los Toyos, ha solicitado a Sprilur que apueste por el desarrollo de las parcelas libres que existen en el polígono industrial de Erisono, junto al Centro Tecnológico de IK4 Tekniker. Esta petición es extensiva a Gobierno Vasco, Diputación y Debegesa «de cara a trabajar coordinadamente, todos juntos, por la construcción de pabellones industriales en la parte superior de Erisono». Esta parcela, de 34.020 metros cuadrados de aprovechamiento -propiedad de Sprilur- surgió con el movimiento de tierras realizado para la construcción del Centro tecnológico IK4 -Tekniker. Esta firma también posee unos terrenos que va ocupando, progresivamente, cuya última manifestación ha sido el banco de ensayos eólico. No obstante, en Erisono disponen de una amplia parcela industrial, sin uso, desde su finalización en el año 2012. Según explicó el alcalde, «estoy dispuesto a reunir a todos los entes con competencias en la promoción industrial, como Gobierno Vasco, Diputación y Debegesa, empresarios y demás, para llevar a cabo el desarrollo de este polígono. No puede permanecer más tiempo esa parcela sin uso, cuando hemos comprobado que los empresarios tienen muchas necesidades de ampliación».

Prospección empresarial

Recientemente, desde Debegesa se llevó a cabo un estudio de prospección sobre 136 empresas de Eibar sobre diferentes aspectos de su actividad. En las conclusiones se aprecia que una veintena de ellas tiene voluntad de ampliación o bien de cambio de ubicación. Ésto hace que el Ayuntamiento, a través de su Departamento de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación, abra una nueva línea de trabajo denominada 'Lurzoru' mediante la que se pretende elaborar un informe detallado y en profundidad de cada una de esas empresas.

Las necesidades de ampliación han llevado a que polígonos como el de Azitain estén al completo y Matxaria tenga pabellones libres. Frente a esta situación los empresarios eibarreses se quejan del fuerte coste que tiene el suelo calificado de industrial en la localidad, con lo que se hace imposible llevar a cabo la edificación de nuevos pabellones y es motivo de que las empresas hayan seguido trasladándose a polígonos con precios más baratos.

La situación que presenta Azitain, al completo de empresas, se contrasta con el polígono de Matxaria con pabellones libres. El precio del suelo y las propias estrategias de las empresas impiden que esta zona cuente con empresas interesadas en instalarse. Además, Matxaria es propiedad de Sprilur, sociedad que con el Ayuntamiento promovió este polígono, sobre una superficie de 59.355 m² y una edificabilidad a 25.209 m². Las causas que han alegado los empresarios para no trasladarse a Matxaria son varias. Por un lado alegan el alto precio del metro cuadrado y que la construcción de este polígono no ha respondido a las necesidades de algunas empresas que han preferido marcharse a otros puntos.

Inicialmente, empresas del casco urbano como Urkotronik, Pinturas Arrate y el tanatorio de animales Lagun, entre otras, habían dado el paso para hacerse con pabellones en este área. La construcción del polígono requirió una inversión de 14,4 millones de euros, entre urbanización y pabellones, para tratar de dar cabida a entre 36 y 40 empresas, preferentemente a las de Txonta, con las que se ha abordado en los últimos años la posibilidad de trasladarse a Matxaria. Posteriormente, se instaló la empresa Aibe. En junio, Sprilur adjudicó dos de sus naves industriales a Boj Olañeta, S.L.U. y Olalsa, S.L. que prevén ampliar su oferta en el mercado internacional.

Más

Fotos

Vídeos