Abierto en Itzio un 'kani leku' para uso y esparcimiento de los perros

El parque de Itzio ya tiene una zona acotada para los perros.
/FÉLIX MORQUECHO
El parque de Itzio ya tiene una zona acotada para los perros. / FÉLIX MORQUECHO

Se ha vallado en el parque una zona de unos 495 metros cuadrados para poder tener sueltos a los animales

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El parque de Itzio dispone desde la pasada semana de un espacio acotado para el uso y esparcimiento de perros, el 'kani leku', una iniciativa sobre la que el Ayuntamiento de Eibar venía trabajando en los últimos meses en colaboración con la asociación defensa de los animales Marcan Huella.

El proyecto, que ya se viene aplicando en otras localidades, consiste en escoger una zona verde determinada y vallarla para poder tener a los perros sueltos en el entorno urbano, de forma que facilite la convivencia entre las personas y los animales. De hecho, además de la zona vallada destinada a los perros, el parque de Itzio mantiene una importante parte de su superficie con los usos anteriores, es decir, de utilización pública con sus respectivas mesas y resto de mobiliario urbano.

Tras barajarse varias alternativas, finalmente, se acordó que fuera el parque de Itzio el lugar escogido. La zona que ha sido acotada y vallada tiene una superficie de 495 metros cuadrados y se conforma en el ángulo del parque acotado por la variante, por un lado, la ladera que da hacia la carretera de Arrate, por otro, y la propia zona verde de Itzio.

Marcan Huella prepara un cartel que expondrá derechos y obligaciones de los propietariosSe trata de una prueba piloto con la posibilidad de extenderla a otras zonas de la ciudad

El coste de ejecución de los trabajos de acondicionamiento de la zona ha sido de 3.800 euros (IVA incluido). Asimismo, durante el desarrollo de estos trabajos, se han hecho trabajos de arreglo de los agujeros e imperfecciones existentes en el cercado metálico que acota el perímetro del parque.

Para completar el recinto que se ha creado, desde Marcan Huella están preparando un cartel en el que se especifican los derechos y obligaciones de los dueños de perros que vayan a utilizar la zona, un cartel que será instalado en la entrada del área acotada. En dicho cartel, se detallarán las condiciones de uso, así como, entre otras cuestiones, la obligatoriedad de mantener limpia la zona y recoger las heces de los perros.

En palabras del concejal de Servicios, Pedro Escribano, «se trata de una prueba piloto que nos permitirá valorar el funcionamiento de este proyecto, de tal forma que, si todo va como esperamos, es decir, si se respetan las normas de utilización de este espacio, iremos extendiendo la creación de este tipo de entornos a otros puntos de Eibar».

Desde la asociación Marcan Huella valoran «positivamente» la iniciativa «porque se van a contar con espacios adecuados para que los perros anden sueltos y seguros. Viendo la buena acogida que tenía esta iniciativa desde el Ayuntamiento nos pusimos a trabajar y elaborar varias zonas alternativas, como eran la zona de Azitain, Matxaria, carretera de Elgeta y el parque de Itzio», este último elegido finalmente para acoge los canes.

Según Marcan Huella, «inicialmente apreciamos una gran ventaja para los posibles usuarios la ubicación de Itzio, ya que se encuentra relativamente cerca del centro de la ciudad y presenta buenos accesos para llegar al mismo, tanto caminando como en coche desde otras zonas de la ciudad puesto que dispone de un pequeño parking anexo», expresan en una nota.

Igualmente, desde Marcan Huella entendían que «se trataba de una prueba piloto, y se tendrá que hacer un seguimiento sobre la aceptación, la frecuencia, y el modo de uso que se haga del mismo para poder ampliar o mejorar la instalación y su equipamiento. Evidentemente, los usuarios deberán de respetar las normas básicas de comportamiento y las exigencias que vienen recogidas en la Ordenanza Municipal sobre tenencias de animales». En este sentido, desde Marcan Huella apuntan que «en el caso que se cumpliera y se observasen resultados positivos se propondría, en un futuro, otras zonas como las mencionadas anteriormente, donde se podría ubicar otros 'kani leku'».

Finalmente Marcan Huella agradece al alcalde, Miguel De los Toyos, al presidente de Servicios, Pedro Escribano así como a los técnicos municipales «por su interés, esfuerzo y buen hacer mostrado ante esta iniciativa que venía siendo desde hace tiempo demandada por la ciudadanía de Eibar».

Más

Fotos

Vídeos