Diario Vasco

EH Bildu ofrece a PNV e Irabazi un presupuesto alternativo al aprobado con votos del PSE

EH Bildu ha hecho un ofrecimiento al resto de grupos de la oposición para la elaboración de un presupuesto alternativo al que fue aprobado con los únicos votos del PSE. Este grupo ya realizó una oferta inicial a PNV e Irabazi, durante el pasado Pleno de Presupuestos. «Se trataría de utilizar la fuerza de los 11 concejales de la oposición sobre los 10 del gobierno con el objetivo de realizar un presupuesto alternativo para el año 2018», señalan fuentes del grupo abertzale. Durante el pasado Pleno de Presupuesto «además de defender y razonar nuestra negativa a estos presupuestos del PSE, realizamos una oferta tanto al PNV como a Irabazi, aunque hemos tenido que oír mil sandeces de las bocas de los representantes del PNV en lo que llevamos de legislatura. Este último grupo saca mucho ruido para intentar disimular su incapacidad para llevar adelante proyectos estratégicos».

«Pacto supramunicipal»

No obstante, desde EH Bildu se critica «la existencia de un pacto supramunicipal para que el PNV facilite la aprobación de los presupuestos del PSE hasta final de legislatura. «Y así acaba de aprobar el PSE los presupuestos de 2017, gracias a la abstención totalmente gratuita del PNV. Entendemos que sus berrinches y disputas con el PSE no son más que una oposición sobreactuada y sobre todo, a la hora de la verdad, un discurso totalmente vacío, ya que están atados de pies y manos. Si lo anterior no es cierto, como dijimos durante el Pleno, EH Bildu no tienen ningún problema en pedirles perdón».

«Postureo del malo»

Por todo ello, EH Bildu considera que la solución a los problemas municipales pasa por este presupuesto alternativo para el 2018. «Aquí sí que tenemos una oportunidad de oro para demostrar la fuerza de los 11 de la oposición sobre los 10 del Gobierno. Si PNV e Irabazi de verdad quieren influir en la gestión municipal, si de verdad quieren llevar adelante proyectos que son estratégicos y si de verdad, y sobre todo, rechazan los presupuestos del PSE, nos encontramos ante un horizonte óptimo para poder llevar adelante un presupuesto alternativo en 2018». Para el grupo abertzale, «el presupuesto municipal es la gasolina y el motor de la gestión municipal y de la ciudad y podemos influir en él si de verdad queremos. El resto, como hemos dicho, es mucho ruido y pocas nueces, simples cosquillas a la gestión del PSE. Un discurso totalmente ruidoso pero vacío. Postureo del malo. Ya hemos dejado su oferta encima de la mesa. ¿Qué hará el resto de la oposición?».

El Pleno municipal aprobó un presupuesto de 33 millones de euros, en el que se recogían 1,5 millones en reserva para negociar nuevos proyectos con la oposición.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate