Diario Vasco

Música con espíritu gamberro en defensa de la cultura de un país

Polivalentes. Cinco actrices o actores-músicos o músicos-actores/actrices forman el indescriptible elenco que llega hoy al Coliseo.
Polivalentes. Cinco actrices o actores-músicos o músicos-actores/actrices forman el indescriptible elenco que llega hoy al Coliseo.
  • La compañía Teatro Che y Moche ofrece hoy la comedia musical 'Liquidación por cierre' en las Jornadas de Teatro

El escenario del Teatro Coliseo se llenará hoy de música pero no hay un concierto. La compañía zaragozana Teatro Che y Moche dejó un gran sabor de boca en el año 2010 con su obra 'El funeral-Oua Umplute' y ahora regresa con un nuevo montaje en el que no faltan algunos de aquellos ingredientes. Humor y música se funden en 'Liquidación por cierre', una obra que desde la venta anticipada de localidades ha despertado el interés de un público que llenará hoy las gradas. Quedan algunas entradas, pero no se duerman que son pocas.

«Ya estuvimos con 'El funeral', y yo creo que cuando lo ve el público no ha presenciado nada igual, nunca ha visto tratada la música-teatro de una manera tan divertida que, quieras o no, crea afición al teatro» señala Raquel Anadón, integrante de la compañía. La zaragozana Che y Moche ha dado siempre una gran importancia a la música en sus montajes. «Además lo hacemos de una forma muy maridada, de hecho hay músicos que se han convertido en músico-actor y actores que se han convertido en actor-músico. Ambos enriquecen el espectáculo. Eso hace que sean funciones donde no hay cuarta pared, que tienen mucho ritmo, son muy vertiginosas, muy zíngaras, muy libres y muy especiales».

Teatro Che y Moche comenzó ofreciendo obras en las que la música tenía una gran importancia e incluso se atrevió a traducir una ópera del alemán. «Yo creo que lo que hicimos con 'El funeral' fue encontrar el clic, contactar con la música del este, esa música zíngara con un espíritu gamberro que le va muy bien a la compañía».

La obra que llega hoy a Eibar ya tiene un recorrido desde su estreno en 2011, algo que valoran positivamente desde la compañía de cara al resultado. «Es verdad que los espectáculos de música-teatro necesitan muchas funciones. De hecho 'El funeral' lleva diez años y ahora creo que está estupendo, así que espero que con 'Liquidación por cierre' nos pase lo mismo» señala Anadón.

La obra supone un guiño y una crítica a la crisis económica a través de un país imaginario, Galaspy, un pequeño estado de los cárpatos. «Su presidente está pensando en desmantelarlo completamente y venderlo cual centro comercial. Vende todo, vende sus ideales, vende sus símbolos, su cultura... Estos cinco músicos que van en plan Fitur son los embajadores del país que, estando de gira, se dan cuenta de que están vendiendo el país, hasta que al final se dan cuenta de que no todo se puede vender».

La comedia está presente a lo largo de todo el espectáculo y por eso desde la compañía señalan que se busca la risa, y también la participación del público. «El director Joaquín Murillo dice que la cuarta pared está en la puerta del teatro, una vez que el espectador entra ya ha roto la cuarta pared y entras a participar en una locura como ésta» señala Raquel Anadón.

Buen sabor de boca

La compañía Che y Moche llenó el Teatro Coliseo hace siete años y hará lo propio hoy, ya que la mayor parte del aforo está ya vendido. «El año que vinimos con 'El funeral' nos dijeron que se sorprendieron porque no éramos conocidos y sin embargo vino mucha gente. Pero el público lo huele, y creo que dejamos buen sabor de boca. Nos encontramos con que 'El funeral' es una obra que ha repetido en muchas plazas y esperamos que 'Liquidación por cierre' siga esa línea».

Aunque la obra que llega hoy puede tener un punto más teatral que la anterior sí que hay aspectos comunes en el mensaje que lanza desde el escenario. «'El funeral' contaba que la cultura no tiene fronteras ni idiomas, y esta obra sigue esa línea, nos muestra que la cultura es algo de lo que no te puedes deshacer, no se puede vender».

La función llega en un año especial, tanto para la compañía aragonesa como para el festival que la recibe. Si las Jornadas de Teatro de Eibar cumplen 40 años en esta edición, Che y Moche completa 20 años de teatro. «Es especial para nosotros, veinte años muy intensos, levantar una empresa de artes escénicas es durísimo, una eterna crisis» explica Anadón, «pero tenemos que celebrarlo y ojalá tengamos veinte más y lo disfrutemos con el público que es el que te hace estar ahí».

Para eso la receta pasa por ofrecer un espectáculo redondo con una propuesta de humor en manos de buenos intérpretes. «Pretendemos que el público salga contento del teatro, que quiera ir a disfrutar de cualquier expresión artística en vivo, que es algo que no se puede comparar con nada».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate