Diario Vasco

Aumentan los robos en locales y establecimientos que llegan al Juzgado de Eibar

A.V.E. fue detenida hace dos años, acusada, junto a un grupo delictivo, de varios robos.
A.V.E. fue detenida hace dos años, acusada, junto a un grupo delictivo, de varios robos. / FÉLIX MORQUECHO
  • Había sido detenida en cuatro ocasiones; en una de ellas, en 2014, junto a varios miembros de su familia

  • Ingresa en prisión A.V.E., de 48 años, imputada por quince casos de robos

El juzgado de Eibar aprecia la existencia de un repunte de los robos en locales y establecimientos de Debabarrena a tenor del mayor número de casos que están siendo tratados en el seno de esta institución.

De hecho, el pasado domingo se detuvo a A.V.E., de 48 años, conocida por pertenecer a un grupo delictivo, en las cercanías de Ipurua, según fuentes del juzgado de Eibar. Delincuente habitual y residente en Eibar le constaba una orden de detención del juzgado de lo penal, número 4 de Donostia, por lo que se le estaba localizando para su detención e ingreso en prisión que ha tenido lugar esta misma semana. Se da la circunstancia que A.V.E ha sido investigada en varias ocasiones por robos en comercios y locales. Incluso había sido imputada en quince ocasiones y detenida en cuatro por delitos contra la propiedad. Anteriormente, gracias a un operativo de la Ertzaintza en Eibar y Ermua, en octubre de 2014, se detuvo a cinco personas, cuatro hombres y esta misma mujer, A.V.E, como presuntos integrantes de un grupo delictivo, a los que se relaciona con más de 40 robos con fuerza denunciados en la ciudad armera y localidades limítrofes como Elgoibar, Ermua o Mutriku a lo largo de ese año. Una sexta persona, un menor, de 16 años, también fue denunciado por los mismos hechos.

Las investigaciones, el análisis de las evidencias y las vigilancias realizadas por los agentes concluyeron con un dispositivo policial para la detención de dichas cinco personas presuntamente relacionadas con decenas de robos en bares, cafeterías, comercios, sociedades, locales juveniles y otras instalaciones que habían tenido lugar en aquellas fechas. Los detenidos eran cuatro varones, de 47, 39, 27 y 25 años, así como la citada mujer, A.V.E, que había ingresado en prisión, según la misma fuente.

Todos aquellos robos investigados se perpetraban en horarios nocturnos o de madrugada y para la comisión del delito los autores usaban guantes para evitar dejar huellas.

El 'modus operandi' incluía el forzamiento de persianas, cerraduras o ventanas, mediante diversas herramientaa. En algunos casos, los ladrones forzaban barrotes, verjas o ventanas utilizando un gato mecánico para su apertura. Entre los robos más reseñables que se les imputaban figuraron el asalto a dos instalaciones deportivas de Eibar.

No obstante, hace cuatro años el método que más utilizaban era el del 'resbalón', que consistía en abrir la cerradura con una tarjeta o plástico duro cuando la puerta no está cerrada con llave. A este mismo grupo se le acusó hace cuatro años de nueve robos en domicilios de Eibar y Mendaro, por medio de este método que, según ha recalcado la misma fuente, se puede evitar fácilmente si se cierra la puerta dándole varias vueltas a la llave.

Recomendaciones

Los períodos de mayor índice de robos en domicilios son el verano y otros momentos vacacionales. Por ello, se suelen dictar una serie de recomendaciones como las de no comentar a desconocidos las fechas de partida y llegada de un viaje, encargar a alguien que recoja el correo o abra y cierre las persianas para dar la sensación de que la casa está habitada, no dejar llaves de la vivienda bajo el felpudo o escondidas en tiestos y no tener objetos de valor en viviendas deshabitadas durante largos períodos de tiempo son algunas de las medidas.

Asimismo, se aconseja que se evite grabar en el contestador mensajes en los que se informe de la ausencia, además de que se cierre la puerta de entrada con varias vueltas de llave. Si el robo ya se ha perpetrado, lo primero que se debe hacer es no tocar nada, ni cerrar ventanas o puertas si estuvieran abiertas, esperar la llegada de los agentes y presentar rápidamente la correspondiente denuncia y pedir un justificante de la misma dado que puede hacer falta para la reclamación ante la compañía de seguros.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate