Diario Vasco

El Urbat recibe al nuevo año con ambiciosos objetivos

El Urbat como club ha sufrido una metamorfosis para bien, es una de las entidades referentes en el waterpolo vasco.
El Urbat como club ha sufrido una metamorfosis para bien, es una de las entidades referentes en el waterpolo vasco. / MORQUECHO
  • El femenino domina la competición de manera inquebrantable. El salto dado por el club en los últimos años ha sido cualitativo

  • Los equipos sénior de Primera y Segunda pueden alzarse con el título

El año 2016 para el waterpolo eibarrés, desde una perspectiva de puro rendimiento deportivo, ha representado un significativo salto cualitativo. El Urbat Urkotronik tiene una excelente perspectiva. Las dudas del 2015 se despejaron con resulados favorables. El equipo sénior parecía lejos de su objetivo, o sea, tener un nivel suficiente para mantener la categoría de la Primera División de Euskal Herria, mientras que las chicas waterpolistas eibarresas tenían que ir a Pamplona o Irun para seguir practicando su deporte. En categorías inferiores, el club venía pisando fuerte a pesar de tener a un equipo infantil que, tras la victoria de la Liga en 2015, ganando todos los partidos, estaba sumergido en un largo proceso de renovación.

En el transcurso del año pasado 2016, todas las categorías experimentaron una significativa mejoría a nivel de resultados. El conjunto infantil se afianzó, mientras que el cadete logró clasificarse para el Campeonato de España en Murcia donde protagonizó un buen papel. El equipo sénior consiguió mantenerse en la categoría y, por fin, merced a un grupo valioso de jugadoras procedentes de Vitoria, el waterpolo femenino eibarrés/gasteiztarra está mandando en la Liga de Euskal Herria. De alevines a cadetes, el Urbat es un asiduo en torneos distribuidos por la geografía estatal con actuaciones contundentes.

Los objetivos para el 2017 son comunes a todos los clubes, el Urbat buscará una mejora de todos sus equipos. Se luchará porque los alevines sean campeones de Gipuzkoa, los infantiles que hagan un buen papel en el Campeonato de España, los cadetes que ganen la Liga de Euskal Herria, tienen opciones, a la vez que quedar entre los 6 o 7 primeros equipos de España, mientras que los sénior finalicen primeros de en la Primera División de la Liga Euskal Herria y el equipo filial otro tanto en Segunda, ambos conjuntos cuentan con opciones de levantar el título. El equipo femenino, en potencia, pueden llevarse todo por delante.

«Vista las características técnicas de los equipos del Urbat estas metas no son descabelladas, está claro que, entre lo que potencialmente puede ser y lo que realmente va a ser, hay muchos factores en juego que pueden reducir fundamentalmente los objetivos como pueden ser los casos individuales o la asistencia a los entrenamientos; o bien

los medios que los otros clubes pongan en marcha para hacer resistencia a nuestra maquinaria», afirma el técnico del Urbat Davide Cerchi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate