Diario Vasco
Los ascensores ya funcionan las 24 horas.
Los ascensores ya funcionan las 24 horas. / FÉLIX MORQUECHO

Ascensores en servicio 24 horas al día

  • Hasta el momento funcionaban hasta las dos de la madrugada y reanudaban el servicio a las 6.30

  • Escaleras mecánicas y rampas funcionarán hasta las once de la noche, para evitar ruidos nocturnos

Los ascensores públicos situados en las diferentes zonas y barrios de Eibar han empezado esta misma semana a funcionar las 24 horas del día. De esta forma, el equipo de gobierno socialista da respuesta a una demanda ciudadana y, al mismo tiempo, se trata de cumplir el compromiso electoral según el cual «una vez contrastada la experiencia en el uso de los ascensores en vía pública, se ampliaría el horario de servicio de los mismos».

En marzo del pasado año, el ayuntamiento decidió ampliar el horario de los ascensores hasta las dos de la madrugada, momento en el que dejaban de funcionar para reanudar el servicio a las 6.30 de la mañana. Vista la positiva experiencia de esta ampliación, ahora funcionan las 24 horas.

Esta decisión ha sido previamente valorada por los responsables municipales tras constatarse que en el horario nocturno, y especialmente los fines de semana, se registra un importante número de vecinos que necesitan utilizar los ascensores. Se ha tenido en cuenta, asimismo, que las personas con movilidad reducida puedan hacer uso de los elevadores en un horario más flexible a la hora de regresar a sus casas.

También se ha tenido en cuenta que esta ampliación de horarios deberá incluir un refuerzo en el mantenimiento. Con todo, desde el Ayuntamiento se apela a la corresponsabilidad de los usuarios, y reitera que es indispensable que todos y todas hagamos un buen uso de estos recursos públicos para no privar al resto de ciudadanía de la utilización de los accesos mecánicos en condiciones de seguridad y confort óptimas. En este sentido, no se refiere únicamente al deber de no ensuciar las instalaciones sino a que, aunque muchas de las paradas se deben a la necesidad de mantenimiento preventivo, otras en cambio son ocasionadas por conductas incívicas que después requieren de mantenimiento correctivo y paradas, a veces, de larga duración.

Asimismo, en los próximos días se irán adaptando a la nueva modificación los rótulos explicativos de horarios de funcionamiento que hay en el exterior de los propios ascensores. Dichas placas continuarán mostrando la información sobre los teléfonos de atención a los que poder llamar en caso de avería o molestia por ruido.

En su momento, y coincidiendo con la primera ampliación de horarios de los ascensores, se planteó también la posibilidad de extender la medida a las diferentes escaleras y rampas mecánicas. No obstante, se ha decidido mantener el horario de parada de los accesos mecánicos en las 23.00 horas por el inconveniente que supone el ruido que generan por las noches estos accesos mecánicos y las consecuentes molestias a los vecinos que viven cerca de las zonas en las que hay escaleras mecánicas.

Inversiones en accesibilidad

En la actualidad, funcionan en Eibar quince ascensores de titularidad pública, lo que ha supuesto una inversión de más de cuatro millones de euros en los últimos seis años. Los ascensores se distribuyen por la práctica totalidad de los barrios eibarreses.

En Amaña, está el elevador entre el paseo y Tiburcio Anitua, y el de Wenceslao Orbea; en Ipurua hay ascensores en Juan Antonio Mogel; en Urki están los de Urki-Polonia Etxeberria, Urki 15-17, Bista Eder-Eulogio Garate, y Eulogio Garate-Mutiola; en Legarre, el que lleva de la zona baja del barrio a la alta; y en la parte baja de Eibar, los de Karmen-Iparragirre, Barrena 24-26, Barrena 28-30, y Barakaldo 21-27. También hay ascensores de uso público desde la trasera del Ayuntamiento al paseo peatonal o desde Ego Gain a la plazoleta superior de El Corte Inglés.

Las inversiones en mejora de la accesibilidad han sido muy importantes en Eibar durante los últimos años. Además de la puesta en marcha de numerosos ascensores públicos, se han construido los más de cuarenta tramos de escaleras y rampas mecánicas en los diferentes barrios de la ciudad, con una inversión que ha superado los once millones de euros.

Los proyectos se han distribuido por las diferentes zonas de la ciudad. En el centro, se han creado accesos mecánicos en Unzaga-Txantxa Zelai, Juan Gisasola-Zezenbide, Ego Gain-Isasi; en la zona centro-baja de Eibar, hay escaleras mecánicas en Errebal-Muzategi, en Jardiñeta. En el barrio de Amaña, en Tiburzio Anitua-Bustindui, y Bustindui-Asola Igartza. En Urki, hay escaleras mecánicas en la propia calle Urki, en J.A Iturrioz y en Kurutzekua. En Ipurua, en Romualdo Galdos-Santaines, J. A. Mogel, J.A. Gisasola-Romualdo Galdos y San Kristobal. Y en Legarre, los cuatro tramos que atraviesan el barrio.

Finalmente, con el objetivo de evitar el funcionamiento innecesario de los accesos mecánicos impulsando el ahorro energético y reduciendo lo máximo posible las molestias a los vecinos, en la actualidad una treintena de tramos de escaleras mecánicas disponen del sistema conocido como 'stop&go' (los accesos mecánicos se activan sólo cuando detectan la presencia de personas en la base de la escalera), con el objetivo de ampliarlo a más zonas a lo largo del presente año hasta completar todos los accesos.

Las zonas de Unzaga, Legarre, Muzategi, Urki, Juan Antonio Mogel, Romualdo Galdós y Juan Gisasola entre otras disponen ya de este sistema.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate