Diario Vasco

Encuesta municipal para determinar la ubicación de la estación de buses

Transporte. El ayuntamiento estudia las preferencias para el servicio de autobuses.
Transporte. El ayuntamiento estudia las preferencias para el servicio de autobuses. / FÉLIX MORQUECHO
  • A cuatrocientos eibarreses se les está preguntando sobre los usos del transporte y preferencias en las paradas de autobús

El ayuntamiento ha iniciado una encuesta para determinar la ubicación de la estación de autobuses. Este es el primer paso del proceso participativo encargado a la empresa Leber Planificación e Ingeniería, para la realización de un estudio sobre las preferencias para el transporte, paradas, usos... de cara a conocer el punto que recibe más apoyo para una estación de autobuses.

Primeramente, la empresa Leber ha afrontado una labor de obtención de datos para poder caracterizar la oferta y demanda de los servicios de autobús interurbano que en la actualidad recorren la ciudad. Para ello, ha solicitado datos a Lurraldebus así como a Eusko Tren, dado que se busca facilitar las relaciones entre autobús y ferrocarril.

Tras la obtención de los datos sobre volúmenes y movimientos de viajeros, origen y destino u horarios de los servicios, se procede ahora a la realización de encuestas, con la idea de realizar un total de 400 que son de dos tipos. Por una parte, se pregunta, primeramente, a los propios usuarios de los servicios de autobús interurbano, tanto en la estación central actual como en el resto de paradas de la ciudad. Y, por otro lado, se pregunta de forma aleatoria a viandantes en las calles de Eibar.

En el caso de las personas a las que se pregunte en la actual estación y en las paradas, se pretende conocer, entre otras cuestiones, el origen y destino del viaje que van a realizar, la intermodalidad con el ferrocarril, la línea que han utilizado, el motivo del viaje, la frecuencia y el grado de satisfacción respecto a la actual localización de la estación de autobuses y las paradas existentes en Eibar.

En el caso de manifestar insatisfacción con respecto a la actual estación y las paradas, se les pregunta también por una posible ubicación alternativa, así como por las ventajas e inconvenientes de dicha ubicación que propone el encuestado.

A los viandantes que son preguntados de forma aleatoria en las calles de Eibar se les interroga si son usuarios de los servicios de autobús interurbano; en el caso de no serlo, por qué motivo no lo utiliza; y en el caso de ser usuario se les realizará una encuesta similar a los usuarios habituales de este tipo de servicio. Además de esta información propia del uso de los servicios de autobús interurbamo, se caracterizará el tipo de persona por sexo, edad y residencia.

Cambios de itinerario

Una vez obtenidos todos los datos de las compañías de viajeros sobre movilidad y realizadas las encuestas, la empresa Leber procede a analizar el posible nuevo emplazamiento de la estación de autobuses en el caso de detectarse en las encuestas una opción. Dentro de ese análisis de la posible nueva ubicación se incluirían los cambios de itinerario necesarios de los actuales servicios interurbanos para acceder a un posible nuevo emplazamiento.

Igualmente, se analiza también la diferencia de tiempo de viaje resultante en comparación con la situación actual.

En este sentido, se valora tanto la situación en la que se mantuviesen las paradas en el casco urbano de Eibar como la situación en la que la única parada en la ciudad se correspondiese con la nueva estación de autobuses. Y también se realiza un análisis de accesibilidad de los actuales usuarios de los autobuses interurbanos, los cuales se verán afectados por el cambio de la terminal.

Como resultado del trabajo, se mostrarán, después, los cambios de accesibilidad derivados del posible nuevo emplazamiento, así como la afección a los actuales usuarios en cuanto a tiempo de desplazamiento a sus destinos. Se estimarán también posibles modificaciones en la demanda y nueva intermodalidad con el ferrocarril.

Por otra parte, se mostrarán los ahorros o incrementos del tiempo de viaje de los vehículos desglosados por líneas y, finalmente, se realizará una valoración global del impacto que supondría un cambio de ubicación de la estación de autobuses al lugar que se determine, siempre teniendo en cuenta que este estudio no incluirá en el análisis el coste de la construcción de la nueva estación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate