Diario Vasco

El Somos mostró su carácter ganador en la difícil cancha del Ereintza

El Somos Eibar dio la sorpresa de la jornada ganando en la pista del Ereintza.
El Somos Eibar dio la sorpresa de la jornada ganando en la pista del Ereintza. / MORQUECHO
  • Los armeros ganaron 24-25 al segundo clasificado y uno de los candidatos a luchar por una plaza para el play-off de ascenso

Magnífica victoria del Somos Eibar Eskubaloia ante el segundo clasificado, el Ereintza por 24-25. Después de perder dos de los tres últimos encuentros, dos ellos por un solo gol y mostrar que su juego iba mejorando, el Eibar Eskubaloia necesitaba un aldabonazo que le diera moral y en la pasada jornada llegó en forma de triunfo a domicilio ante un Ereintza, segundo clasificado, que encadenaba seis jornadas como invicto.

El partido comenzó con las defensas más flojas que el ataque, lo que hizo que el marcador estuviera igualado a seis en tan solo nueve minutos de juego. Parecía que el Somos Eibar iba en serio, cosa que quedó demostrada al ponerse por delante con una renta de tres goles, obligando al entrenador del Ereintza a solicitar su primer tiempo muerto. Los de Errenteria volvían a meterse en el partido aguantando bien los arreones del Somos Eibar hasta que, nuevamente, los armeros se pusieron 10-13 a falta de unos pocos minutos para el descanso. Pero algunas imprecisiones de los hombres de Fernando Fernández y el ímpetu del Ereintza, llevaron a las tablas, 13-13, al finalizar la primera parte.

La segunda parte fue muy equilibrada hasta el minuto cuarenta. Los locales no estaban dispuestos a perder ante su afición y lucharon hasta ponerse entonces por delante en el marcador. La tensión iba en aumento y las exclusiones en ambas áreas hacían que el luminoso cambiara de dueño de un momento a otro.

En el momento cumbre salió al campo el joven portero eibarrés de primer año Iñaki Perales, quien tuvo su día con una buena actuación. Detuvo lanzamientos claves que mantuvieron al equipo en el partido cuando sufrían inferioridad numérica y así se llegó al último minuto en el que el Somos Eibar no desaprovechó el penalti que dispuso, para ponerse 24-25.

Faltaban treinta segundos con el balón en manos locales para poner el empate, pero tras un mal ataque por parte del Ereintza, los dos puntos quedaron en el casillero del Somos Eibar. Fue un triunfo sin paliativos, ganado con autoridad y muchas dosis de concentración y convencimiento. Destacar los seis goles del extremo derecho Aitor Oregi y los cinco del central Mikel Zabala, además de la gran defensa 5-1.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate