Diario Vasco

Un premio para pinchos opuestos

Agurra. El elaborado pincho del Depor tiene tres partes.
Agurra. El elaborado pincho del Depor tiene tres partes.
  • El Concurso de pinchos dividió en dos su primer premio para el Depor e Ipur

  • 26 establecimientos participaron en la edición 13 que tuvo por primera vez un premio ex-aequo

No es fácil elegir un pincho y menos cuando hay 26 establecimientos hosteleros que han puesto todo su buen hacer en preparar la mejor de sus propuestas. En esa encrucijada se encontró un año más el jurado del Concurso de pinchos 'Premio San Andrés', y en la edición número 13 por primera vez decidieron otorgar el premio a dos ganadores, el Depor y la sidrería Ipur.

El día de San Andrés es un día de mucho trabajo para el sector hostelero pero es el marco escogido para la entrega de premios. Hasta allí se acercó Rocío Nogales junto a otras responsables de la sidrería Ipur. El premio les llegó como una sorpresa después de haber presentado un pincho que tiene trabajo, pero que no era de los más elaborados del concurso. «Yo creo que han valorado el sabor sobre todo. A la gente que lo ha probado le ha gustado mucho», señala desde la sidrería situada en Ipurua.

Una tosta de pan sirve de base para un pincho de aire tradicional. Sobre ella lleva tomate natural, una vinagreta con pimiento rojo, pimiento verde, cebolla morada, vinagre de manzana y aceite de oliva. A todo ello se suma una salsa de piquillo agridulce y sardina ahumada. «Tiene algo de salado, algo de dulce, y la sardina ahumada, que es algo diferente a lo que solemos probar», señala Nogales.

El equipo de Ipur recibió el premio con gran alegría ya que supone un impulso al trabajo diario. «Vamos a intentar ofrecer el pincho todo el año, ya que ha ganado que se pueda probar todos los días», indica sobre un pincho que tiene trabajo, pero en una medida asumible para su salida a la barra.

«Probar cosas nuevas»

El que no pudo llegar a la entrega de premios fue Jon Altuna, requerido por el trabajo del Depor. La sede del Club Deportivo Eibar en la calle Toribio Etxebarria preparó un pincho contrario al de Ipur, un bocado muy elaborado y técnico. «Es un suflé de patata con una crema de ajo por dentro. Debajo lleva una crema de pimiento rojo. Después hay un crujiente de carrillera con una esferificación de tomate con mayonesa y cebollino», señala Altuna sobre un pincho que se presenta en tres partes. Un mes antes del concurso comenzó la búsqueda de ideas y técnicas que permitiesen presentar un pincho muy diferente al del día a día. «En el Depor no tenemos pinchos así. El año pasado también trabajamos para hacer algo fuera de lo habitual y este año íbamos con la misma idea. Me gusta la cocina y este concurso es una oportunidad para probar cosas nuevas. Al final hemos conseguido hacer un pincho nuestro con ideas de muchos sitios».

La clientela del Depor recibió bien la novedad y en las tres jornadas del concurso salieron de cocina unos 400 pinchos. «La gente alucinó porque es un pincho bastante especial. Viendo tres partes parece que es un pincho pequeño pero el conjunto es redondo», señala Altuna.

El premio llenó de alegría al equipo del Depor, «es un reconocimiento al trabajo que hacemos», pero habrá que esperar para volver a probar su 'Agurra'. «Ahora nos preguntan si se puede probar, pero es un pincho que tiene mucho trabajo, y que a estos precios nos supone perder dinero. De todas formas antes de navidades lo prepararemos», apunta, y promete avisar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate