Diario Vasco

Los vecinos demandan parques públicos

En la reunión de Urki se volvió a tratar el déficit de aparcamientos y la estrechez de sus calles.
En la reunión de Urki se volvió a tratar el déficit de aparcamientos y la estrechez de sus calles. / FÉLIX MORQUECHO
  • Más de medio millar de eibarreses asisten a las reuniones de barrio para plantear sus quejas

  • Accesibilidad, ruidos, problemas de aparcamiento y la limpieza fueron los temas más debatidos

Más de medio millar de personas han tomado parte en las siete reuniones de barrio celebradas desde el 9 de noviembre, y hasta el 23, en Eibar en las que los vecinos y vecinas han presentado alrededor de doscientas propuestas, sugerencias o quejas a los responsables políticos y técnicos del Ayuntamiento. La nueva ronda concluyó con «un balance positivo», a juicio de los responsables municipales, tanto en lo que respecta a participación vecinal como a la presentación de propuestas, que servirán de guía y referencia para la adopción de medidas por parte del consistorio. La media de asistencia a cada reunión fue de 80-90 personas, siendo la reunión del barrio de Amaña a la que más personas acudieron, con 135.

Al igual que ha ocurrido en los últimos años, algunas de las cuestiones que han surgido en las reuniones y que más preocupan a la ciudadanía, se repiten en los diferentes puntos de la ciudad. Entre ellas, está la de crear parques públicos de esparcimiento o proceder a la cobertura de algunos de los ya existentes en la villa.

La mejora de la limpieza de las calles en general continúa siendo un asunto recurrente, tanto viaria como la poda de árboles y retirada de zarzas, con especial incidencia en las heces de perros en la vía pública. Y volvió a salir a colación en todos los barrios el problema de aparcamiento que padece Eibar, así como los problemas de accesibilidad a algunos barrios.

Por zonas

De esta manera, los vecinos de Jardiñeta insistieron en la necesidad de mejorar la accesibilidad al barrio y, en especial, en la urgencia por habilitar un ascensor público desde el centro de la ciudad hasta Jardines. Además, propusieron que se adoptaran medidas de mejora del aparcamiento dados los problemas que genera en cuanto al movimiento de tráfico la presencia de la Escuela Oficial de Idiomas en este barrio.

En la zona centro, la mayor preocupación del vecindario sigue siendo el ruido, en especial los fines de semana, procedente de los establecimientos hosteleros, por lo que plantean la conveniencia de ajustar horarios y regular el ruido. Y, de forma puntual, surgió la controversia sobre la ampliación de la acera de Isasi, proyecto con el que algunos vecinos no están de acuerdo porque impide la posibilidad de estacionar en doble fila.

En la reunión de la zona baja, surgió la queja por la deficiente limpieza en temas como las pintadas así como el malestar vecinal por los ruidos generados por los locales de jóvenes existentes en la zona.

En Legarre y su entorno, los problemas son los referidos a deficiencias del mobiliario urbano, el aparcamiento en el acceso por la variante a Legarre Gain y en el entorno de las nuevas edificaciones del barrio, o la necesidad de crear un nuevo parque infantil.

En esta reunión, se abordó los accesos y mantenimiento general de Miraflores, y en concreto el asfaltado de la calle.

En el caso de Amaña, se planteó, entre otras cuestiones, la necesidad de mejorar la accesibilidad en Bustinduitarren creando una rampa. También se propuso estudiar la mejora de los accesos en otros puntos del barrio, cubrir el parque situado junto al centro de salud de Torrekua o estudiar la posibilidad de cambiar el firme de la parte más antigua del paseo peatonal, pues se trata de una especie de adoquinado incómodo para personas mayores o con movilidad reducida.

Por lo que respecta a Ipurua, sus vecinos se han quejado de los problemas de tráfico y de aparcamiento existentes en el barrio, especialmente los días de partido de fútbol de la SD Eibar. Critican el 'caos' que se forma en esas jornadas, por lo que piden más flexibilidad por parte del Ayuntamiento a la hora de facilitar el movimiento de vehículos y las necesidades de aparcamiento. Desde la zona de Fray Martín Mallea, solicita que se mejore la accesibilidad en una zona escalonada.

Por lo que respecta a Urki, se plantearon reclamaciones por el déficit de aparcamientos y por la estrechez de sus calles, lo que obliga en muchos casos a estacionar sobre las aceras, en especial en las zonas más altas del barrio. Además, algunos vecinos de Ubitxa y los vecinos de Errekatxu insisten en la conveniencia de adoptar medidas de mejora de la accesibilidad en su calle.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate