Diario Vasco

Sentir por el fallecimiento del bertsolari Juan María Narbaiza

El bertsolari eibarrés de referencia que tomaba parte en todos los actos festivos y lúdicos Juan María Narbaiza falleció hace unos días causando enorme pesar su pérdida. Cantó sus estrofas por vez primera en público el día de San Isidro del año 1967, en Arrate, acompañado de Loidisaletxe. Desde aquel día hasta el 8 de setiembre del presente año, festividad de la Virgen de Arrate, sus actuaciones en toda la geografía vasca han sido innumerables.

Nacido en el caserío Errota, de Eibar, en el año 1949, cursó los estudios básicos en la escuela rural de Arrate y, desde muy temprana edad, desarrolló su afición a la improvisación rimada, como a un gran conocedor de los versos escritos en hojas de papel por Orbe e Itsaso, dos bertsolaris eibarreses que jamás cantaron en plaza alguna. Junto a ello, tenía también un amplio conocimiento de las composiciones orales clásicas transmitidas de generación en generación.

Participó en muchas competiciones y campeonatos. Fue ganador del primer premio Xenpelar en el año 1971; del trofeo Deba-Itziar del 1973; dos de los campeonatos organizados por Radio Loiola junto a Arrate Irratia, una de las radios precursoras en la difusión del arte de la versificación improvisada; y del premio Orixe en el año 1976. Desde 1980 hasta el año 1997 tomó parte en los diferentes Campeonatos nacionales, y en tres ocasiones, en el campeonato de Gipuzkoa. Fue profesor de la escuela de bertsolaris local.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate