Diario Vasco
Las obras del hospital han estado paradas once meses.
Las obras del hospital han estado paradas once meses. / MORQUECHO

Reanudadas las obras del hospital

  • El alcalde Miguel de los Toyos solicita a Sanidad el calendario de ejecución de unos trabajos pendientes que deben terminar a finales de 2017

  • Han estado paradas desde enero por problemas con unas líneas de alta tensión

Las obras del hospital de subagudos se han reanudado en los últimos días, con lo que se cumplen las previsiones del consejero en funciones de Sanidad, Jon Darpón, que atisbaban el reinicio de los trabajos para octubre o noviembre. Darpón había señalando que la obra de esta infraestructura «no estaba paralizada, sino que temporalmente habían quedado suspendidas las obras».

Los trabajos han estado parados desde enero, un total de once meses. Aunque en principio estaba previsto que este proyecto, promovido por el departamento de Sanidad del Gobierno Vasco, terminara a finales de 2016, los plazos no se podrán cumplir y se estima que la nueva fecha sea a finales de 2017.

En los últimos días, se podía comprobar un mayor movimiento de los trabajos que hacían posible la puesta en marcha de las obras. Una vez comprobada su reanudación, el alcalde Miguel de los Toyos va a solicitar una reunión con el departamento de Sanidad, para conocer el calendario de los trabajos que están pendientes de ejecución y hacer un seguimiento sobre el periodo de finalización. «Queremos conocer ahora cómo van a transcurrir los trabajos y que se nos diga cuando estarán terminados definitivamente», dijo De los Toyos.

La causa de la «suspensión» obedecía, según se indicó desde el Gobierno Vasco, a la existencia de líneas aéreas de alta tensión que precisaban ser modificadas, ya que impedían la colocación de una grúa, necesaria para finalizar una fase del hospital. El pasado mes de septiembre se llevó a cabo la modificación de estas líneas de alta tensión, con lo que ya no había impedimento para reiniciar los trabajos. En esta dirección, el consejero señaló que «Iberdrola era el responsable del contratiempo» y que «si se hubieran previsto medidas, por parte de la constructora se hubieran adoptado con la suficiente antelación».

Críticas en el Parlamento

Una vez que se comprobó que las obras no iban según lo previsto, el grupo parlamentario socialista presentó una iniciativa parlamentaria dirigida al consejero de Salud, requiriendo información sobre los motivos por los que la construcción del hospital de subagudos carecía de movimiento. Entonces el PSE-EE acusó al Gobierno Vasco de «falta de compromiso y previsión con una infraestructura estratégica para nuestra ciudad y la comarca».

Con el reinicio de las obras, el Ayuntamiento eibarrés resuelve dos de los escollos más importantes con los que se ha venido encontrando en esta obra como era la paralización del hospital y unas diferencias que existían con la constructora de Errebal por la habilitación de unos muros en la obra del parking que habían llevado a contar con un ritmo lento de trabajo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate