Diario Vasco

El contenedor gris llegará a finales de 2017

Responsables de la Mancomunidad en la presentación.
Responsables de la Mancomunidad en la presentación. / MORQUECHO
  • La instalación del nuevo contenedor en la comarca supondrá una inversión de 800.000 euros

  • Contará con un sistema de apertura mediante tarjeta, como en el caso del marrón

La Mancomunidad de Debarrena tiene previsto instalar el contenedor gris para finales del próximo año 2017, cerrando así una trayectoria que se ha venido desarrollando desde la entrada de los recipientes verde, amarillo, azul y marrón. El contenedor verde será sustituido por el gris, con lo supondrá una forma cualificada y mejorada para que el reciclaje sea más efectivo y menos costoso. Este nuevo contenedor tiene como finalidad evitar que los residuos reciclables acaben mezclados con la fracción resto y mejorar las tasas de reciclaje. Para ello, cuentan con un sistema de apertura mediante tarjeta y un chip que, como en el caso del contenedor marrón, controlan el uso y el nivel de participación. Con el fin de facilitar el uso por parte de la ciudadanía, la tarjeta magnética personalizada de cada domicilio será válida para los dos nuevos contenedores.

Por ello, en el contenedor gris solo se podrá depositar el «resto» de los materiales que no cuentan con contenedor propio, es decir que no son reciclables. La Mancomunidad quiere alcanzar así el 60% de tasa de reciclaje, una vez que está situado en estos momentos en un 40 % en la comarca, mientras que en Eibar se sitúa a sobre el 46%.

Separar los residuos de forma adecuada es un aspecto fundamental para contribuir a un mundo más sostenible y este es el deseo de la Mancomunidad al llevar a cabo esta inversión de 800.000 euros para instalar el contenedor gris en la comarca y animar al mayor número de vecinos a que se sumen a la propuesta.

El presidente de la Mancomunidad, Arcadio Benítez, expuso que «debemos concienciarnos en el reciclaje para hacer sostenible el medio ambiente. Estamos un tanto lejos del umbral europeo y hay camino por recorrer. En ello es importante saber llegar al ciudadano para que asuma su decisiva aportación colaborando con las propuestas que se están instalando».

De esta forma, el contenedor amarillo seguirá siendo para plásticos y similares; el azul para el papel y cartón; el vidrio debe tirarse al iglú verde; y el orgánico al de color marrón. Cumpliendo con esta actuación, la fracción resto suele ser mínima.

La llegada del contenedor gris va a invitar a aquellos que aún no reciclaban a hacerlo. Entre la apertura del proceso de licitación y su posterior licitación, «hasta finales del 2017 no pensamos que esté en nuestras calles», dijo Benítez.

Por otro lado, a lo largo del día de hoy comenzarán a instalarse en Deba y Mutriku los contenedores marrones para la recogida del biorresiduo. Todo ello hace que con estas dos poblaciones quede finalizada la recogida de materia orgánica con el 5º contenedor, ya implantada con carácter general en el resto de la Mancomunidad. Con esta iniciativa, se espera lograr una mejora sustancial en los porcentajes de recogida selectiva de estos dos municipios, que en la actualidad se sitúan en torno al 35%, y avanzar en los objetivos fijados por Europa de mejora de las tasas de reciclaje.

Los contenedores de color marrón dispondrán de un sistema de apertura mediante una tarjeta magnética personalizada y de un chip que registrará los datos de los usuarios. Este sistema, aplicado también en el resto de los municipios de la mancomunidad, controla que se realice un uso correcto y aporta información sobre el nivel de participación de cada ciudadano.

Además del contenedor de materia orgánica, también se implantará en Deba y Mutriku y por primera vez en la Mancomunidad, el contenedor gris para residuos no reciclables que sustituirá al actual contenedor de resto de color verde.

Benítez valora muy positivamente la incorporación de Deba y Mutriku y ha manifestado que «con la implantación de los contenedores de materia orgánica en estos dos municipios se completa el ciclo que ha permitido a Debabarrena duplicar los resultados de la recogida en los últimos cinco años».

Campaña informativa

La implantación de los nuevos contenedores de materia orgánica y de resto se acompañará de una campaña informativa en Deba y Mutriku para dar a conocer los detalles del nuevo servicio. Con esta finalidad, todos los vecinos recibirán una carta con información relativa a la recogida selectiva y un impreso para darse de alta en el servicio y recoger todos los materiales necesarios para participar. Asimismo, se impartirán charlas informativas en ambos municipios y se habilitarán oficinas para realizar las inscripciones y recoger las tarjetas personalizadas para la apertura de los contenedores. Cada municipio contará con una oficina que atenderá al público en horario continuo, entre las 11 y las 20 horas, de lunes a viernes y entre las 9.00 y las 14.00 h, los sábados. Además de a la ciudadanía en general, la campaña se dirige también a los generadores singulares que se encuentren en el ámbito urbano: comercios, centros escolares, sociedades gastronómicas, etc. La campaña contará con un teléfono gratuito de información, el 900 10 43 42, para solucionar cualquier duda que pueda plantearse.

Estas actuaciones estarán apoyadas por carteles informativos en lugares estratégicos, con el calendario de las charlas y la dirección y horario de las oficinas, y adhesivos colocados en los actuales contenedores verdes de resto que, en el plazo de un mes, serán sustituidos por el nuevo contenedor gris. Los adhesivos indicarán que la materia orgánica que hasta ahora se depositaba en el contenedor de resto tiene un nuevo destino: el contenedor marrón. El proceso informativo tendrá un mes de duración y, transcurrido este plazo, se remitirá una segunda carta a los domicilios de las personas que no se hayan inscrito.

En el marco de la campaña descrita, todos los vecinos recibirán distintos materiales para que puedan participar de manera adecuada en el servicio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate