Diario Vasco
Jóvenes. Integrantes de Eibarko Koro Gaztea, listos para ofrecer su musical.
Jóvenes. Integrantes de Eibarko Koro Gaztea, listos para ofrecer su musical. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

Un musical que viaja a los 80

  • Las voces del coro juvenil se mezclan con música y teatro en dos funciones este domingo, a las 11.00 y a las 13.00 horas

  • Eibarko Koro Gaztea y la Banda de Música Cielito estrenan un musical en el Coliseo

La mayor parte de quienes se subirán al escenario del Coliseo este domingo no habían nacido en la década de los 80. Sin embargo serán los encargados de trasladar al público de Eibar a aquella época con la música como principal aliada. Eibarko Koru Gaztea y la Banda de Música Cielito ofrecen 'Forjarien kanta', un musical lleno de ritmo y canciones para el recuerdo.

Ambas formaciones afrontan todo un reto, un trabajo multidisciplinar con muchas horas de preparación que se agotarán en dos funciones este domingo, la primera a las 11.00 y la segunda a las 13.00 horas. Las entradas están a la venta a 5 euros en taquilla, hoy de 21.00 a 22.00 o el domingo desde una hora antes de la función, o a través de Kutxabank.es.

'Forjarien kanta' es un musical, un espectáculo que aúna teatro, canto y música. Los jóvenes integrantes de Eibarko Koru Gaztea dan un salto adelante con esta iniciativa, probablemente el mayor reto que han afrontado desde su creación. «Es muy complicado. Hasta ahora habíamos llegado a unir tres o cuatro canciones en nuestras actuaciones, pero ahora se trata de cantar y bailar a la vez, y que todo tenga continuidad», explica la directora del coro Elena Martín. Desde la sombra ella seguía los ensayos finales que se han celebrado esta semana. «Lo que más me preocupaba eran los micrófonos porque la Banda es muy potente, tiene un sonido fuerte de por sí, sin necesidad de amplificación, pero veo que va a sonar bien».

Este musical surgió de la idea de hacer algo en conjunto entre el coro joven y la Banda de Música Cielito. Esta formación está acostumbrada ya a colaboraciones de todo tipo, con cantantes, instrumentos o incluso bandas de rock. En esta ocasión pondrán música a las voces de Eibar Koro Gaztea, un grupo formado actualmente por 19 jóvenes con edades que van de los 14 a los 21 años. «Ha habido un pequeño trasvase del coro Juan Bautista Gisasola, de la escuela de música, y los que se han incorporado lo están haciendo realmente bien», señala la directora. Los últimos ensayos son los que se encargan de despejar dudas y sobre eso la conclusión es clara. «Me ha sorprendido cómo están respondiendo. En el primer ensayo en el Coliseo han crecido, parece que sacan un extra. Yo les pido que canten como lo harían en casa, sin inhibiciones, y lo están haciendo» subraya Martín. Ya solo queda pendiente hacer lo mismo ante el público, en un domingo que habitualmente sirve de celebración de Santa Cecilia, patrona de los músicos, y que en esta ocasión llega a todo ritmo.

Apoyo en teatro y danza

El musical perdería parte de su esencia sin la música en directo de los integrantes de la Banda de Música Cielito, pero un trabajo como el que se estrena este domingo requiere algo más. Para la parte teatral el grupo ha contado con la colaboración de Maite Lorenzo y Juanma Cano, que también tiene un papel en la trama. Y a las coreografías y el baile también se les ha dado importancia. Jone Lahidalga del grupo de danza tradicional vasca Kezka y Sofía Machín de Danza Contemporánea Ipurua son las que han asumido la responsabilidad en esa faceta.

El musical se sitúa en el Eibar de la década de los años 80. El personal de un taller ve cómo la empresa se pone en venta y peligran sus puestos de trabajo. Unidos deciden hacer frente a la situación y buscarán la forma de hacerse con las riendas de la fábrica. El guión está lleno de guiños hacia los años en los que transcurre la historia y hacia los lugares y las costumbres de la ciudad.

La música es un elemento más en ese viaje al pasado. «No todas las canciones son de los años 80, pero las que no lo son también se prestan a formar parte de esa banda sonora», explica Elena Martín. «Es una música muy atractiva y además son canciones que han trascendido. A pesar de que la gente del coro no había nacido en esa época, a casi todos les suenan, y seguro que el público las va a recordar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate