Diario Vasco

La parada automática de las escaleras mecánicas se amplía a nueve tramos

Tramo de escalera mecánica con parada automática.
Tramo de escalera mecánica con parada automática. / FÉLIX MORQUECHO
  • La medida obedece a que el ahorro en el consumo de energía llega al 30% y a que se reducen el desgaste de material y las reparaciones

El sistema de parada automática de las escaleras mecánicas puesto en marcha en su día en algunas de estas instalaciones, sistema conocido con la denominación de 'Stop & Go', se va a ampliar a otros nueve tramos. Los trabajos han comenzado esta semana y permitirán aplicar este sistema a los tres tramos situados entre Tiburcio Anitua y Bustinduitarren, al último de Legarre Gain, y a las cinco instalaciones que van desde Errebal a Jardiñeta.

Actualmente son 18 los tramos de escaleras mecánicas que operan con el sistema 'Stop & Go', de forma que tras la nueva actuación llegarán a 27 las escaleras mecánicas que funcionan con este sistema, consistente en que las escaleras permanecen paradas hasta que detectan la presencia de una persona, y arrancan en ese momento. El principal objetivo del 'Stop & Go' es el ahorro y la mejora de la eficiencia energética.

Los trabajos que se han puesto en marcha en esos nueve tramos están siendo ejecutados por la empresa Thyssenkrupp y se prolongarán, según las previsiones, hasta mediados de diciembre. El presupuesto es de 21.096 euros (IVA incluido). Igualmente, el ayuntamiento ha decidido implementar esta actuación tras comprobar los beneficios de la experiencia llevada a cabo hasta ahora, pues se estima que los ahorros en los consumos de energía se pueden elevar hasta el 30%.

Sensores de movimiento

Mediante este sistema, la escalera se encuentra parada y se pone en funcionamiento automáticamente cuando sus sensores de movimiento, situados en la propia zona de acceso a la escalera mecánica, detectan que se aproxima un usuario. Por otro lado, disponen de barreras infrarrojas, situadas en las láminas del zócalo, que detectan la presencia de pasajeros en la instalación. Y cuando no hay usuarios, la escalera se detiene mediante una parada suave.

Además del ahorro y eficiencia energética que supone, el sistema 'Stop & Go' tiene otras ventajas. Al permanecer más tiempo detenidas las escaleras mecánicas, el menor desgaste de material aumenta la vida útil de los componentes, lo que supone un ahorro añadido gracias a la disminución en los periodos de reposición piezas.

Y una última ventaja es que se reduce el tiempo en que permanece fuera de servicio una escalera mecánica por la disminución del número de intervenciones por reparaciones.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate