Diario Vasco

Luchando por mantener las raíces

La Casa Galicia celebró el magosto el fin de semana con la venta de castañas.
La Casa Galicia celebró el magosto el fin de semana con la venta de castañas. / MIKEL ASKASIBAR
  • La Casa Cultural de Galicia cuenta con 80 socios y cerca de 120 colaboradores

  • Unieron este fin de semana la fiesta de la empanada y del magosto con la venta de cerca de 300 kilos de castañas

La Casa Galicia As Burgas de Eibar trata de preservar las raíces de Galicia, desarrollando actividades de divulgación de la idiosincrasia, cultura y costumbres gallegas entre sus socios, sus descendientes y sobre el conjunto de los eibarreses.

Juan José Flores, desde hace dos años presidente de la Casa Galicia As Burgas, explica que «tratamos de mantener la cultura gallega en nuestra ciudad con la organización de actividades que permitan la unión de sus asociados con el conjunto de la ciudadanía». Aunque son muchos los asociados que nacieron en Eibar, esta entidad regional quiere mantener la esencia que los primeros socios consiguieron imprimir con su puesta en marcha en 1984.

Sus objetivos se mantienen vivos y tratan de cultivar también un vínculo fraterno entre Galicia y Euskadi. Los socios de la Casa Galicia suman un total de 80, y con los colaboradores para la diferentes programaciones que organizan alcanzan los 120.

Su programación cuenta con dos ejes de acción muy importantes. La organización del Día de las Letras Gallegas y la fiesta del magosto y de la empanada. Estas dos últimas están unidas en un fin de semana desde hace dos años.

Durante el sábado pasado tuvo lugar la organización de la fiesta de la empanada, con la presentación de seis preparaciones a concurso. Igualmente celebraron el Magosto, una fiesta en el que los jóvenes son los verdaderos protagonistas con el preparado de las castañas. Durante el sábado vendieron 150 kilos de castañas al público, y el domingo, los componentes de la Casa de Galicia As Burgas no se dejaron amedrentar por el mal tiempo y cumplieron un año más con la tradición. En principio la lluvia impidió que el asado de las castañas se pudiera celebrar en el parque de Urkizu, con lo que los asadores se instalaron en el soportal del complejo deportivo Orbea, junto al bar de la Casa de Galicia. No faltó la música. «Venderíamos otros cerca de 300 kilos. Aunque las condiciones meteorológicas fueron un serio imponderable tenemos que mantener las tradiciones», apuntó el presidente de la Casa Galicia.

Gaztainerre

Las sociedades de Eibar apuntan ya las reservas para el segundo lunes después del 'Día de Todos los Santos', 'Día de Gaztainerre'. Este año el día de las castañas y los caracoles llega el 14 de noviembre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate