Diario Vasco
Labores de poda.
Labores de poda. / MORQUECHO

Las ramas cortadas en la poda son recicladas para elaborar compost

El ayuntamiento, a través de su departamento de Servicios, ha puesto en marcha una nueva campaña de poda de los árboles que se encuentran en los diferentes parques y otros lugares de la ciudad. Los trabajos han arrancado esta semana y se prolongarán hasta finales de diciembre o principios de enero, y se enmarcan en las labores de jardinería que lleva a cabo la brigada municipal. La actuación se va a realizar por zonas, habiéndose iniciado en la plaza de Unzaga para desplazar luego los trabajos a la zona de las dos plazoletas del parque de Urkizu. Luego se llevará a cabo la poda de los árboles de Txonta y el Paseo de Galicia y, a continuación, los operarios se desplazarán a Julián Etxeberria y a los barrios de Amaña y Legarre. Los siguientes lugares serán la avenida de Otaola y las zonas de Ipurua, Urki y Miguel de Aginaga. La poda de árboles finalizará en Azitain y en Barrena.

Con el objetivo de fomentar el reciclaje y cuidar el medio ambiente, las ramas cortadas tras la poda se transportan al vertedero de Urruzuno, ubicado en Elgoibar. El 95% se tritura para hacer compost y el 5% restante se guarda en los garbigunes para que las personas que tienen compostadoras puedan utilizarlas.

Los trabajos de poda se realizarán mediante herramientas eléctricas que disponen de batería, un sistema que ya empezó a aplicarse el pasado año y que cuenta, entre otras ventajas, con un mejor acabado de corte de las ramas, la menor emisión de contaminación tanto acústica (menos ruidos) como de polución (menos gases), y la importante mejora de la ergonomía en la labor de los propios operarios, que disponen de una mayor facilidad en el manejo de las herramientas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate