Diario Vasco

Un estudio medirá la calidad del aire en el centro durante tres meses

Aire. La primera fase de la medición se desarrolla en un lateral de Unzaga.
Aire. La primera fase de la medición se desarrolla en un lateral de Unzaga. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO
  • Una estación móvil del Gobierno Vasco recoge datos desde la semana pasada en un lateral de Unzaga y se desplazará después a Urkizu

Quien pase habitualmente por el lateral de la Casa Consistorial en el que se encuentra la oficina Pegora habrá notado que desde la semana pasada hay una furgoneta con unos aparatos poco corrientes en su techo. Lejos de teorías conspiranoicas o juegos de espías, se trata de una estación móvil de mediciones de contaminación atmosférica, un equipamiento del Gobierno Vasco que durante tres meses recogerá datos para medir la calidad del aire en el casco urbano de la ciudad.

La medición comenzó el martes 25 de octubre y se desarrollará durante un mes y medio en la plaza de Unzaga. Después, la unidad se trasladará para permanecer otro mes y medio en la zona del parque de Urkizu. El objetivo de este trabajo es medir la calidad del aire que se respira en el centro. Eibar no cuenta con un equipamiento fijo de estas características, algo que sí existe en otras localidades, y por ese motivo el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento solicitó al Gobierno Vasco la realización de una medición.

Los técnicos que desarrollan estos estudios determinaron las dos zonas donde permanecerá la furgoneta con los aparatos de medición. Sustancias como el monóxido de carbono, dióxido de azufre, ozono, óxidos de nitrógeno y las partículas en suspensión englobadas bajo el término PM10 serán las que se midan para determinar si alguna de ellas aparece en una cantidad preocupante.

La anterior, en 2010

No es la primera vez que las calles de Eibar acogen una medición de este tipo. La anterior data de 2010. Entre los meses de marzo y mayo de aquel año la recogida de datos se llevó a cabo en el parque de Txaltxa Zelai. Los valores arrojados por el estudio se situaron dentro de la normalidad y no hubo datos que se saliesen de los parámetros marcados como tolerables. Se estudió la presencia de los gases que se medirán ahora y también la existencia de metales pesados.

La medición que se desarrolla ahora se ubica en puntos diferentes. El primero de ellos es uno de los que puede contar con una peor calidad del aire ya que se encuentra junto a un semáforo que recibe un tráfico intenso durante todo el día. Después la estación móvil se desplazará a Urkizu. Allí realizará una segunda medición. El departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco tendrá así unos datos recogidos a lo largo de tres meses. Son unos datos que serán públicos y que se darán a conocer una vez recabada toda la información.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate