Diario Vasco

«No nos gusta ver dormir a gente en la calle»

Una persona junto a un cartel en el que pide ayuda en una acera de una calle de Eibar.
Una persona junto a un cartel en el que pide ayuda en una acera de una calle de Eibar. / MORQUECHO
  • Se han localizado cinco espacios en los que existen indicios de personas en exclusión residencial

  • Un recuento censal nocturno muestra que cuatro personas duermen a la intemperie en Eibar

Dos originarios de Malí y otro de Senegal, con 5 y 9 años de permanencia en nuestra localidad, han participado, como voluntarios, en un recuento censal de personas que duermen en la calle

Estas dos personas, Diakite Abdoulaye y Dauoda Thiaman han desarrollado su actividad, en un estudio promovido por el Gobierno Vasco, en el marco del protocolo de colaboración institucional para la investigación, seguimiento y análisis de las situaciones de exclusión residencial grave en la CAPV y su principal objetivo ha sido establecer un marco estable de colaboración con relación a las actividades de investigación, reflexión y análisis del fenómeno de la exclusión social severa.

Los primeros resultados del recuento nocturno de personas localizadas han sido contundentes y se ha conocido que, en una noche concreta, cuatro personas permanecían pernoctando en las calles eibarresas. Tres de ellos eran hombres y una de ellas era mujer.

Uno de los hombres dormía en la sala de un banco que alojaba un cajero automático, otros dos iban provistos de mantas para dormir en la calle Bidebarrieta y la mujer todo indicaba que pernoctaba en un edificio abandonado de Txonta. Este estudio se ha realizado en 24 municipios de la CAV, la noche del 26 al 27 de octubre. En Eibar participaron en el recuento 22 personas, 11 hombres y 11 mujeres.

Recorrido con voluntarios

Tanto Diakite y Dauoda mostraban su pesar por las penalidades que trae la exclusión. Diakite contaba que «tengo varias titulaciones, incluso algunas obtenidas en Armeria Eskola, y otra de antenista, pero cuando falla el trabajo todo se vuelve en contra tuya». Diakite se sentía orgulloso por el trabajo realizado. «Ninguno de mis compañeros de Malí ha realizado una tarea similar». Por otro lado, Dauoda, expresaba que «he trabajado en la Mancomunidad, de electricista, y cuando no he podido no me ha quedado más remedio que dedicarme a la venta ambulante». Pertenece a la asociación senegalesa y decía que «no nos gusta ver dormir a nadie en la calle». Estaba orgulloso de haber recorrido todo Eibar, para localizar a gente durmiendo. «No pensaba que Eibar era tan grande», decía Dauoda.

La actividad de los voluntarios consistió en recorrer las calles de cada municipio y contabilizar a todas aquellas personas que se encontraran pernoctando en la calle, bien a la intemperie, en un espacio de uso público o cubierto o en cualquier otro lugar inadecuado para vivir en él que pudiera ser observado desde la calle. Estas personas, organizadas en grupos y por zonas, han tomado parte en esta investigación mediante la realización del trabajo de campo en calle entre las 22.00 y las 2.00 horas

Junto a ello, se hicieron comprobaciones sobre sitios en los que existían indicios de gente que dormía en las calle localizándose cinco espacio, con algunos vestigios como mantas o plásticos, «aunque algunos sitios, por debajo de la variante, pueden esconder cierta peligrosidad», señalaba la técnica del Ayuntamiento, Morrás. Previo a las impresiones de Diakite y Dauoda, el Ayuntamiento de Eibar dio cuenta de los resultados del análisis de población en exclusión residencial grave. En dicho acto, comparecieron la concejala de Servicios Sociales, Idoya Sarasqueta, la técnica de Servicios Sociales, Jaione Azkue, la técnica de Inmigración, Ione Morrás, así como dos de los voluntarios que han tomado parte en el análisis, Diakite y Dauoda.

Esta actividad se basa en la experiencia de las denominadas 'Noches S' (el término procede del inglés shelter and street-night) o recuentos censales nocturnos realizados, de forma cada vez más frecuente, en ciudades de nuestro entorno.

Estas operaciones de recuento, dirigidas específicamente a las personas que, o bien se encuentran viviendo literalmente sin techo, o bien permanecen alojadas temporalmente en albergues u otros recursos con alojamiento, vienen realizándose desde los años ochenta en muchas de las grandes ciudades del mundo y constituyen una metodología de indudable valor para conocer, en un momento determinado, cuántas son y qué características tienen.

El estudio no incluía una comprobación sobre el número de personas que pedían dinero en la calle. «Reconocemos que constatamos un aumento de las personas que piden dinero en la calle, pero pensamos que está motivado por la mayor llegada de gente de otros municipios a hacer compras, a los bares, o a los partidos deEibar», señalaba Sarasqueta.

En todo Euskadi

En el ámbito de la CAPV vienen realizándose recuentos de este tipo desde el año 2010. Este año ha participado también nuestro municipio, Eibar. Los 24 municipios en klos que se han realizado el estudio agrupan una población que representa el 65% de toda la población residente actualmente en la CAPV.

En los 24 municipios de la CAV donde se llevó a cabo este recuento, en total fueron localizadas 285 personas: 251 eran hombres y 27 mujeres. El resto, 7 de los 285 casos contabilizados, corresponde a personas para las que no pudo determinarse el sexo

Esta actividad ha sido posible gracias a la participación del voluntariado. Este año han participado: 1.022 personas voluntarias (en el conjunto de la CAPV), un 31% más que en 2014 cuando colaboraron 780 personas y un 50% más que en 2012 (678 voluntarias y voluntarios). En total, el 66% de las personas que participaron como voluntarias fueron mujeres (el 68% en 2014).El recuento ha puesto en evidencia que el fenómeno de la exclusión residencial grave ('homeless', sin techo) que está creciendo en todo el planeta, también se da en Euskadi, con un importante número de personas que carecen de hogar y duermen en la calle sin utilizar los recursos públicos para alojarse.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate