Diario Vasco

Un año de espera tiene su fruto

Lejardi, Palacios, Elejalde, el ganador Garagarza, Irigoien, Ereña y Arakistain detrás, Urionaguena, Gaskon y Baglietto delante.
Lejardi, Palacios, Elejalde, el ganador Garagarza, Irigoien, Ereña y Arakistain detrás, Urionaguena, Gaskon y Baglietto delante. / F. MORQUECHO
  • El tolosarra Asier Garagarza guardó una serie para concursar en Eibar, y se llevó el premio de honor

'La espera tiene su fruto' es el título de la colección que presentó Asier Garagarza Sánchez (Tolosa, 1975) a la edición 29 del Concurso fotográfico Indalecio Ojanguren, y el título fue premonitorio ya que el jurado decidió que su trabajo mereció el premio de honor. Es una pequeña historia en tres fotografías tomadas en la zona de Mugiro, en Navarra, con madrugones incluídos, con mucho tiempo de trabajo y con la satisfacción del resultado final.

Una sonrisa de oreja a oreja dejaba clara la satisfacción del ganador en la inauguración de la exposición y entrega de premios. «Me hace una gran ilusión ganar el Indalecio Ojanguren porque es uno de los más importantes de Gipuzkoa junto con los de San Sebastián e Irun» señala. A pesar de haber obtenido premios en concursos internacionales el tolosarra valora los de casa. «Son muy importantes para mí, y no es nada sencillo ganar porque en Euskal Herria, igual que ocurre en Cataluña, nos encontramos con un nivel de fotografía muy alto».

Garagarza comenzó su afición a la fotografía a los 17 años y después dio el salto de los carretes a la tecnología digital. «Pero las cámaras tampoco son lo más importante, de hecho he ganado algún concurso con fotos hechas con una cámara compacta». Su profesión está relacionada con la programación y la robótica, y la fotografía es una pasión que queda para las horas libres. «Esta es mi vía de escape, la fotografía me apasiona y disfruto muchísimo» señala.

Por eso no le costó desplazarse hasta tierras navarras, un entorno de amplias llanadas, con la hierba alta, los árboles despojados de hojas y probar una y otra vez hasta encontrar las fotos que buscaba. «Es una pequeña historia en tres fotografías» relata. Frente a él, la serie ganadora se compone de tres imágenes en blanco y negro en formato cuadrado, con horizontes bajos y figuras que mutan de una a otra.

Copias en papel

La entrega de premios contó también con algunos de los ganadores de los premios Indalecio Ojanguren a fotos sueltas, el eibarrés Mikel Urionaguena, el catalán Diego Pedrabenzal y dos autores de Irun, Andrés Indurain y Oskar Gaskon. La categoría de premios vascos correspondió a los eibarreses Juan Antonio Palacios y Oskar Baglietto, y al besaindarra Manu Barreiro. En premios locales primera fue Bakarne Elejalde, segundo José Luis Irigoien y tercera Virginia Arakistain, con el premio de categoría de 8 a 16 años para Miren Ereña.

En esta edición fueron 51 los participantes en el Concurso Indalecio Ojanguren, algo menos que en años pasados. Uno de los motivos puede ser que frente a otros concursos que aceptan un envío digital el concurso eibarrés requiere copias en papel fotográfico. El Indalecio Ojanguren sigue teniendo tirón entre los participantes locales ya que hubo 15 eibarreses que presentaron sus trabajos. Una selección de las fotografías presentadas se pueden ver ya junto a los trabajos ganadores en una exposición que permanecerá en la casa de cultura Portalea hasta el 20 de noviembre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate