Diario Vasco

Un concierto de música bajita

Escena. Marc Marcé, Helena Casas e Ildefons Alonso son los tres intérpretes de 'Gaueko entziklopedia koxkorra'.
Escena. Marc Marcé, Helena Casas e Ildefons Alonso son los tres intérpretes de 'Gaueko entziklopedia koxkorra'. / MARC VILA
  • La compañía catalana 2princesesbarbudes ofrece hoy un espectáculo para público a partir de 4 años

Teatro y música se mezclan en el espectáculo que llega hoy al escenario del Coliseo. La compañía catalana 2princesesbarbudes llega para actuar en varios escenarios vascos en un intenso fin de semana que abrirá en Eibar. 'Gaueko entziklopedia koxkorra' es el título de la función que ofrecerán, una pieza de unos 45 minutos dirigida a público a partir de 4 años de edad.

Música bajita es lo que propone la compañía, una etiqueta que describe lo que hacen con instrumentos pequeños, de los que no tienen pilas y que además, no suenan demasiado fuerte. Es el lema de una compañía que utiliza la música y el ritmo para llegar a los espectadores más jóvenes.

Marc Marcé y Helena Casas comenzaron con este proyecto a partir de las colaboraciones musicales que empezaron a realizar hace una década. Ella como cantante de los grupos Pomada y Conxita y él como músico y técnico de sonido comenzaron a ofrecer canciones populares catalanas en un estilo pop y minimalista. En el año 2014 presentaron el espectáculo 'Enciclopèdia baixeta de la nit', a partir de trece canciones que tenían en común las referencias a la noche. En otoño de ese mismo año pusieron en marcha la obra que llega hoy a Eibar, gracias a una versión en euskera realizada por Ainhoa Aranburu.

La obra que se representa hoy en el Teatro Coliseo pone en escena a los dos fundadores de la compañía junto a Ildefons Alonso. Los tres proponen un espectáculo para toda la familia, con música, con clown, con teatro de los objetos y con toques de poesía visual. Con la noche como elemento común, las canciones hablan de las andanzas de un pequeño roedor, de las estrellas y de los sueños.

Luces, mesillas, telescopios, zapatillas o un vaso de agua van completando una enciclopedia llena de sonidos. Y la banda sonora se compone de música hecha con instrumentos de juguete. Ritmos diferentes se ponen al servicio de una noche sonora, que en la función de Eibar llega a la hora de la siesta, pero dispuesta a mantener despiertos a todos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate