Diario Vasco

Crisol musical tamizado en Euskadi

Khami. Kike Arza, Iñaki Salvador, Iraide Ansorena, Carlos Sagi, Garikoitz Mendizabal y Luis Giménez forman el grupo.
Khami. Kike Arza, Iñaki Salvador, Iraide Ansorena, Carlos Sagi, Garikoitz Mendizabal y Luis Giménez forman el grupo.
  • El Coliseo acoge este viernes al grupo Khami, un proyecto que une músicas de distintas zonas del mundo con música vasca y jazz

Al músico Carlos Sagi se le ocurrió que podía ser interesante fijarse en la influencia de expresiones culturales de diversas partes del mundo y hacerlas llegar a la música vasca del siglo XXI. Sonidos de Japón, de Brasil, de los Balcanes o de Andalucía son referencias para un proyecto en el que se acompañó de un grupo de músicos que terminaron de dar personalidad al proyecto. Este viernes llegan a Eibar bajo el misterioso nombre Khami, en la gira de presentación de su primer CD, 'Bazzque world sounds'.

El proyecto se plasmó en el disco grabado en mayo del 2015, que vio la luz hace un año. Desde entonces este colectivo formado por músicos con trayectorias muy diferentes ha presentado el disco en multitud de escenarios.

Desde Bilbao, Carlos Sagi es el productor artístico y director musical de este trabajo, y además sube al escenario encargado de la batería y la percusión. Junto a él están el zestoarra Garikoitz Mendizabal con el txistu, txirula y alboka, el donostiarra Iñaki Salvador al piano, el navarro Kike Arza al contrabajo, la tolosarra Iraide Ansorena con percusión y el aragonés Luis Giménez a la guitarra.

Varios de ellos son profesores de música y jazz y forman un conjunto de músicos de gran recorrido. Algunos cuentan con experiencia en orquestas, otros son más cercanos a la música jazz y también los hay ligados a la música tradicional y el folclore. Esa conjunción da un sonido diferente a Khami para ofrecer ritmos nuevos a la escena musical actual.

El repertorio que se recoge en el disco y que supone el punto de partida del proyecto combina obras originales y arreglos de canciones populares vascas. Canciones como 'Bautista Basterretxe', 'Txirritaren oroigarri' o 'Akerra ikusi dugu' aparecen en los conciertos de este grupo en una clave diferente. La instrumentación y la improvisación del jazz se añaden para ofrecer un concierto diferente.

Del siglo XXI

La variedad de instrumentos que presenta Khami supone una ruptura frente a otros proyectos, ya que no es habitual que el txistu aparezca en otros contextos. Su sonido conecta con flautas de tres agujeros que existen en otros lugares del mundo como Japón, Turquía o los Balcanes. En este proyecto aparece ligado a la música tradicional vasca pero rodeado de instrumentos diferentes. De ahí que Carlos Sagi señale el sonido de Khami como un producto del siglo XXI, con txistus, tamboriles y albokas sonando junto a la percusión, el piano, la guitarra o el contrabajo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate