Diario Vasco

Gente como tú, aunque aún no lo sepas

Protagonistas. Ángel explica los trabajos que desarrollan en el día a día en las instalaciones de Agifes.
Protagonistas. Ángel explica los trabajos que desarrollan en el día a día en las instalaciones de Agifes. / FOTOS FÉLIX MORQUECHO
  • El centro de rehabilitación psicosocial Agifes abrió sus puertas para celebrar el Día Mundial de la Salud Mental

Para conocer a las personas hay que tenerlas cerca, hablar con ellas y saber cómo les suena la voz. Del conocimiento mutuo se llega al respeto y desde ahí se dan pasos en la convivencia entre diferentes. Cada individuo tiene su particularidad, pero en lo básico todos somos iguales. Por eso el lema del Día Mundial de la Salud Mental de este año es 'Soy como tú, aunque aún no lo sepas'. El centro de rehabilitación psicosocial Agifes lo celebró ayer con una jornada de puertas abiertas con la que dar a conocer su día a día.

La gerente de Agifes Ruth Encinas, Ramón Apellaniz en nombre de la directiva de la asociación y la psicóloga del centro Marisa Román dieron la bienvenida a un nutrido grupo de invitados entre los que se encontraban trabajadores de Gureak e internos del Centro Egogain. El grupo comenzó un recorrido por las instalaciones del centro que contó con la colaboración de los propios usuarios para relatar qué trabajo desarrollan en cada dependencia.

El centro Agifes se trasladó de la calle Isasi a Urkizu el pasado mes de mayo, un cambio de sede que supone una mejora importante en una instalación que acoge a una veintena de usuarios. La visita arrancó en la sala polivalente que se emplea para distintas terapias. Después se pasó a conocer el punto de encuentro que sirve tanto para jugar a cartas como para subir contenidos al blog de Ibiltzen. «Ponemos recetas que hemos preparado para que puedan ver lo que hacemos», señalaba una de las usuarias.

Una gran sala recibió después al grupo que pudo saber que esa estancia se divide habitualmente en dos para una mejor aprovechamiento. Las paredes decoradas con los trabajos de manualidades realizados por los usuarios y con las fotografías de las actividades recibieron al grupo. En el día a día esa zona acoge distintos trabajos orientados a desarrollar las competencias de las personas con varios objetivos. «Se mira mucho por el deporte, será porque nos ven a todos gorditos», bromeaba Ángel, uno de los anfritriones.

El centro Agifes acoge a personas con enfermedad mental grave que llegan derivadas y tratadas desde la unidad de psiquiatría de Osakide- tza. Son personas residentes en la comarca del Bajo Deba que acuden a diario en horario de 10.00 a 17.00 horas. Cada uno de ellos sigue un Plan Individualizado de Rehabilitación (PIR). «Eso hace que los objetivos que se siguen con cada taller no sean los mismos para cada persona. Le pedimos a cada una en función de sus posibilidades», explicó Román. Una de las usuarias remarcaba esta idea señalando que «hay personas a las que les cuesta pedir un vaso de agua y a otras personas no les cuesta nada». En este tipo de trabajo se busca reproducir situaciones cotidianas de relaciones sociales, algo que se engloba bajo el término 'role playing', «siempre en relación con situaciones prácticas».

Nos duele la incomprensión

La jornada de ayer estaba dirigida a abrir el centro en el largo camino de normalizar la enfermedad mental. El manifiesto que se leyó con motivo del día mundial recoge que el 75% de las personas con problemas de salud mental se ha sentido discriminada en algún ámbito de la vida. «Nos duele la incomprensión, que nos ignoren, que no nos escuchen, que no nos entiendan. En cambio, nos sentimos bien cuando nos valoran, cuando reconocen nuestros aciertos, cuando nos aceptan», señalaron.

Un lunch sirvió para despedir la jornada después de que los usuarios de Agifes destacaran su papel en la cocina. «Nos encargamos de las tareas y estamos bien organizados. La verdad es que nos portamos», dijo Ángel. La cocina y el comedor que reúne cada día a los usuarios sirve también para talleres de cocina. «Sacamos las recetas de internet, vamos a hacer la compra y lo preparamos», lo normal cuando se trata de gente que es como tú.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate