Diario Vasco

Las Jornadas del Queso ponen en valor el trabajo de los pastores de la comarca

Un rebaño de ovejas cruzará las calles de Eibar para mostrar el trabajo del pastoreo.
Un rebaño de ovejas cruzará las calles de Eibar para mostrar el trabajo del pastoreo. / MIKEL FRAILE
  • Cerca de 120 ovejas recorrerán las calles de Eibar desde Matxaria a Unzaga el domingo día 16

  • Habrá catas y presentación de diferentes quesos, así como exhibiciones de diferentes trabajos

Las I Jornadas del Queso de Debarrena tratarán la próxima semana de homenajear al pastor de nuestra comarca con el objetivo también de «poner en valor» el trabajo que realiza este sector desde tiempo inmemorial.

Estas jornadas arrancarán el viernes día 14, en la Casa de Cultura Portalea, a las 19.30 horas, con la presentación de la semana, en la que estarán presentes seis productores, todos ellos de nuestra comarca. Con queso de oveja estarán cinco elaboradores: Haritz Sudupe, del caserío Egixa, de Itziar; Maitane Arrinda, del caserío Goienetxe, de Mutriku. Por parte del afamado caserío Mausitxa, de Elgoibar, estará Iñaki Ansola, además de los eibarreses del caserío Sosola, con Enrike Gisasola, al frente. En queso de cabra se contará con Nagore Martín, del caserío de Soraluze Egoitza; mientras que en queso de vaca llega, desde el caserío Mallegoi de Mallabia, Rubén Markina.

En esa misma jornada se contará con una cata comentada de Queso de Idiazabal, de diferentes tipos: semicurado, curado y ahumado, de la mano de María Victoria Urreisti, catadora oficial de la Denominación de Origen Protegida Queso de Idiazabal. Las inscripciones para la cata se abrirán el lunes próximo en Portalea.

Reconocimiento

Uno de los actos principales será, sin duda, el recorrido que cerca de 120 ovejas realizarán por algunas de las calles más céntricas de Eibar el domingo 16, a partir de las 11.00 horas, en el marco de estas jornadas. Los rebaños partirán desde Matxaria para llegar a Errebal y, a partir de aquí, subirán por Toribio Etxebarria hasta la plaza de Unzaga. En este punto, se llevarán a cabo demostraciones de elaboración de queso, a cargo de Iñaki Ansola, del caserío Mausitxa de Elgoibar; de elaboración de pan, a cargo de Aizpea, del caserío Sosola de Eibar, junto a las labores de hilado de lana oveja de la mano de Miren Torrealday, de Eibar.

A lo largo de las jornadas, los promotores quieren plasmar ante el público eibarrés el gran trabajo que despliegan los promotores de estas producciones. «No apreciamos muchas veces el trabajo de 24 horas que detrás existe y el valor que tiene que podamos disfrutar en la mesa de nuestros quesos, panes y todo lo que aporta el sector primario», señalaba Mireia Alonso, colaboradora de la iniciativa.

Prestigio internacional

Con esta puesta en escena, sus impulsores pretenden hacer llegar al consumidor que en Debabarrena uno de sus quesos, como el de Mausitxa, entró a formar parte de los grandes quesos de prestigio internacional, y que permanecen en activo varios profesionales que han adquirido gran prestigio en este sector. «No podemos olvidar que el queso de Mausitxa fue elegido entre los 50 mejores alimentos del mundo, entre más de 3.000 analizados, con lo que podemos comprobar que nuestros quesos son fruto del trabajo de un sector tradicional que ha ido perpetuando un modelo de producción que ahora es impulsado por unos pastores muy jóvenes».

En este sentido, las jornadas además de su objetivo de difusión van a prestar un especial reconocimiento al principal protagonista y artífice de esta actividad, el pastor, y al modelo de producción que representa y que, en líneas generales, no se niega a evolucionar ni a todo lo que sean mejoras: sanitarias, genéticas, manejo, etcétera, pero que opta por conservar su esencia y proseguir con su forma de hacer. «Tratamos especialmente de poner en valor este sector tradicional, con un modelo que ha llegado hasta nuestros días, con toda su singularidad, característico y genuino de producción pausada, estacional, convertido también en un hecho cultural con evidentes y visibles repercusiones en el entorno natural: praderas en el fondo de los valles , con rebaños que pastan por nuestras praderas y que incluso bajarán a la calle para darse a conocer, también con una serie de exhibiciones previstas», decía Alonso. De ahí que la esencia del propio caserío, a menudo visto por el mundo urbano como algo floklórico y no como un sector económico con características muy singulares, podrá ser valorado en toda su expresión.

Estas jornadas servirán de antesala también del marco festival que se celebra los próximos días 17 y 18 en Donostia, ciudad que se convertirá en la meca del queso porque acogerá el encuentro más importante del mundo, la 28ª edición del International Cheese Festival. La capital guipuzcoana recibirá a productores europeos que sumarán más de 3.000 quesos que serán catados por 250 jueces, los cuales elegirán entre todos ellos el mejor del mundo. «Dentro de esos jueces también participará María Victoria Urreisti, que se ha prestado a colaborar con nosotros para estas jornadas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate