Diario Vasco

Las tasas y precios públicos quedarán congelados por tercer año consecutivo

  • PNV y EH Bildu solicitan modificaciones en IBI, vehículos, polideportivo y asistencia domiciliaria

  • Se ha aceptado una propuesta de los jeltzales de establecer un bono familiar e individual para la piscina descubierta

Las tasas y precios públicos municipales permanecerán sin alteración en 2017, con el objetivo de mantener la inversión sin que suban las cargas impositivas. El alcalde Miguel de los Toyos ha expresado que «se van a mantener así los gravámenes y recargos en los tributos en el 2017 con el mismo nivel que en los últimos tres años, en los que han permanecido sin modificación. No implicarán con carácter general ninguna subida de impuestos para minimizar el impacto que pudiera tener la situación económica sobre las familias». El criterio que viene aplicando el Ayuntamiento en la aplicación de las tasas y precios públicos es fijar sus importes en función del IPC interanual, con el fin de llegar a una actualización de precios. En los últimos tres años, la corporación municipal lleva congelando las tasas e impuestos municipales, en función de los pocos visos de reactivación de la economía en general.

Como novedad este año cabe destacar la introducción en las ordenanzas fiscales, a petición del PNV, de un bono familiar de verano, por tres meses, para la piscina descubierta de 90 euros, mientras que el individual costaría 55 euros.

Asimismo, el PNV aboga por estudiar el impacto que tendría en la recaudación municipal no subir el IBI a ningún ciudadano eibarrés. Igualmente, propone eliminar el recargo del 50% en las viviendas vacías. Asimismo, solicita cambios en el impuesto sobre vehículos, para congelar el impuesto a los 1.224 vehículos de más caballos fiscales, y bajárselo a los de menos, en total 10.248. Los jeltzales consideran que esta situación «carga más a las clases medias, las que tienen coches normales. Y, al contrario, no carga tanto a los coches más potentes».

Así, este grupo político ha propuesto nuevos coeficientes para las 3 franjas más bajas de las 6 existentes, desde el 1,9 (a aplicar en los vehículos con menos de 9 caballos fiscales) hasta el 2,387 (vehículos con más de 20 caballos fiscales). «Los vehículos con menos caballos fiscales suelen ser menos contaminantes y más pequeños, no parece justo castigar a la mayoría social», asevera el portavoz jeltzale, Josu Mendicute.

Solicitudes de los grupos

EH Bildu, por su parte, ha presentado tres modificaciones de actualización para las tasas e impuestos municipales de 2017. En la opinión de este grupo, «muchas tasas se encuentran obsoletas y necesitan una revisión». Por ello, solicitan que las modificaciones «queden adaptadas a la actual situación económica que padecen las familias, en franca crisis económica, para lo que es preciso adecuarse a esa situación». Primeramente, en las tasas del polideportivo proponen una mayor especificación en los tipos de abono y ampliar las posibilidades de pagos fraccionados. «Las personas desempleadas se benefician de una menor tasa», señala EH Bildu, «pero es necesario que se amplíe a las personas perceptoras de prestaciones sociales». Igualmente, una vez que estudiantes universitarios tienen una tasa menor, propone el grupo abertzale la misma medida para los de FP.

En segundo lugar, en lo que respecta a la Escuela de Música, afirman que «las tasas de Eibar son altas», y proponen una profunda revisión. «De momento, hemos planteado que las tasas en lugar de ser anuales, pasen a ser mensuales como en muchas otras localidades vecinas, siendo así más cómodo para las economías familiares. Por otro lado, también hemos solicitado que se añada un segundo plazo de matriculación, tal y como se viene haciendo en el Euskaltegi. Esto es, que las familias tengan opción de matricular a sus menores en la Escuela de Música también en enero».

Como tercera modificación, el servicio de Ayuda a Domicilio es calificado por EH Bildu como «escandaloso porque en una ciudad como Eibar, con más de un 25% de población mayor de 65 años, se ofrecen pocas horas de este servicio. Si observamos localidades de características similares, la oferta es mucho mayor». En esta materia, el equipo de Gobierno siempre ha alegado que no existe demanda suficiente «pero en EH Bildu tenemos claro que una de las razones más importantes es el alto coste que tiene en Eibar dicho servicio, de los más altos de Gipuzkoa. En días laborales, el coste máximo por hora es de 22,90 euros y en festivos, 26,94 euros. ¿Cómo va a incrementarse la demanda con esos precios? Al final muchas personas que en base a sus ingresos tengan que pagar el coste máximo acudirán al mercado libre a contratar los servicios de cuidadores en busca de un precio menor».

Ante el progresivo envejecimiento de la población, EH Bildu considera que «se tendría que asegurar una oferta de cuidados de calidad. Un consistorio social debería tener en su base ofertar para unos cuidados de calidad a sus mayores. En Donostia, el precio máximo de la hora en días laborales es de tan solo 16 euros. Trabajaremos por reducir dichos precios poco a poco. De momento, proponemos que los precios de referencia sean los que establece la Diputación de Gipuzkoa, un máximo de 18,87 euros-hora en días laborales y 22,66 euros en festivos», señala el grupo abertzale.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate