Diario Vasco

«Se piensa que todo lo que viene del caserío es ecológico, pero no es así»

Puestos. La Feria ofrecerá producto de la huerta y también elaborado, pero todo artesanal.
Puestos. La Feria ofrecerá producto de la huerta y también elaborado, pero todo artesanal. / MORQUECHO
  • El parque de Urkizu acoge mañana por la mañana la quinta Feria ecológica de Eibar

Las huertas están a tope y eso tendrá su reflejo mañana en el parque de Urkizu. Allí se celebrará la Feria ecológica de Eibar dentro de la quinta Semana Ecológica del Bajo Deba. Ayuntamiento, Debemen y la asociación promotora de la agricultura ecológica Biolur organizan una cita con doble objetivo, vender producto artesanal y dar a conocer cómo se cultiva o cómo se prepara. Será mañana domingo por la mañana con 18 productores de los que 15 llegan de distintos puntos de Gipuzkoa.

La de Eibar es una de las siete ferias que organiza Biolur en Gipuzkoa. «Sobre todo llegan hacia el verano, porque facilita la participación de la gente, y porque las huertas están a tope», explica Adrián Sánchez, coordinador de Biolur. Además de los productos de la huerta la feria eibarresa ofrecerá huevos, aceite, mermelada, queso, ajos, panadería, quesos, miel y otros productos que comparten una elaboración artesana. «Mucha gente piensa que todo lo que se produce en los caseríos es producto ecológico pero eso no es así».

La feria tiene un componente divulgativo, ya que son muchas las preguntas que se plantean acerca de este modelo. «Nuestras ferias son una oportunidad para establecer relaciones entre productores y vecinos, y por otra parte para conocer los productos que tenemos cerca nuestro», explica Sánchez. «En la medida en que se va informando la gente demanda este tipo de producto y lo valora. Es lo que buscan cuando van a por el producto local, no están pensando que el tomate en el caserío se cultiva mediante hidroponía».

Respeto al medio ambiente, productos sanos para el consumidor y la garantía de unas condiciones de trabajo dignas para los productores son el punto de partida de la producción y la agricultura ecológica. Sin embargo, el consumo de estos productos hoy en día se queda en un 2% del total. «Hace 20 años parecía algo de cuatro locos y ahora en Dinamarca solo es legal producir ecológicamente. Cada vez se conoce más, llega a los supermercados y cada vez la gente está más informada. Es un modelo que está aquí para quedarse», apunta el coordinador.

Una de las etiquetas que se pone a este tipo de producciones habla de un precio alto. En este asunto es importante la venta directa. No situar intermediarios hace que el 'wall street' de Ordizia determine los precios. «Ese mercado nos marca los precios. Si el tomate está entre dos y cuatro euros, el ecológico en Gipuzkoa estará entre tres y cuatro, pero no pasará de ahí», explica.

El trabajo que desarrollan los agricultores ecológicos es diferente al de otro tipo de producciones. Por eso, poder preguntar en primera persona qué diferencia al producto ecológico, cómo se hace, dónde lo venden y demás detalles es uno de los alicientes de la feria de mañana.

Grupos de consumo

El modelo que desarrolla la agricultura ecológica es una tendencia creciente en Europa aunque queda mucho camino por recorrer. Para quien se embarca en este sistema, hacer llegar sus productos al mercado no es una tarea sencilla, algo que también ocurre en otros sectores. «Hay modelos distintos como los mercados, los grupos de consumo, tiendas pequeñas... Esto tiene sus límites también, no podemos hacer una producción enorme para un supermercado que mañana nos puede cambiar las condiciones». En Eibar existe un grupo de consumo, 'Aza ta porrua', que también estará presente en la Feria y que posibilita acceder a estos productos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate