Diario Vasco

Prevención del deterioro cognitivo para mayores de 50

Miembros del ayuntamiento, Burulogy, la Caixa y hogares sociales presentaron el plan.
Miembros del ayuntamiento, Burulogy, la Caixa y hogares sociales presentaron el plan. / MORQUECHO
  • Untzaga y Beheko Tokia acogerán programas de entrenamiento cerebral para evitar la pérdida de capacidades mentales

Las personas mayores de 50 años podrán llevar a cabo un entrenamiento cerebral, para prevenir el deterioro cognitivo o ralentizar el curso del mismo, en caso de que exista, por medio de unos ejercicios de entrenamiento que estarán dirigidos por la empresa Burulogy, en los hogares del jubilados de Untzaga y Beheko Tokia. «Por medio de unas aplicaciones informáticas muy sencillas, que pueden ser empleadas por personas no conocedoras de informática o internet, se ofrecen unos ejercicios para entrenar la mente de cara a que no se vea deteriorada», señalan desde la empresa Burulogy, que va a trabajar en el Centro Social Unzaga y en Beheko Tokia, con todas aquellas personas que se inscriban en este programa. «Incluso el programa puede servir para detectar deterioros cognitivos que luego puedan ser abordados, tras ser detectados lo antes posible y así tratarlos desde su conocimiento inicial por el médico de cabecera», señalaba la presidenta del área de Servicios Sociales y médico de profesión, Idoya Sarasqueta.

La iniciativa presentada ayer cuenta con el apoyo del ayuntamiento y de la Caixa, que han constatado que las nuevas tecnologías y la prevención en asuntos de salud pueden ir de la mano y ser utilizadas para mejorar la calidad de vida de las personas. «El entrenamiento cognitivo es tan importante como el que se realiza del cuerpo».

Así, por medio de unas aplicaciones para tablets o smartphones de Burulogy, dirigidas a personas a partir de estas franjas de edad y con el apoyo de un software específico, los participantes podrán realizar ejercicios «muy sencillos» que estarán basados en pequeños cálculos numéricos, sobre concentración, medición de la percepción sensorial, memoria, deducción, agilidad mental, lenguaje y orientación, las áreas en las que se trabaja desde la aplicación creada por esta empresa.

Los participantes son distribuidos en grupos, donde se trabajan las funciones cognitivas en una o dos horas semanales. Al cabo de un mes se realiza la recogida de datos para saber cuáles han sido los resultados y se entrega un informe sobre la evolución de cada persona.

Los componentes de Burulogy y de los hogares del jubilado apuntaron que con el uso de los ejercicios se constata una ligera mejoría en las capacidades de los usuarios. Tras los dos primeros meses de adaptación a la tablet y a los ejercicios en sí, se empiezan a ver los primeros resultados. Desde los hogares del jubilado, Félix Elkoroiribe y Daniel Conde recalcaban el éxito que esta iniciativa tuvo el año pasado. «Se formaron dos grupos, cada uno de 15 personas y contó con unas repercusiones muy positivas».

En esta dirección, los participantes pueden ejercitar con trabajos de el cálculo numérico, basados en ordenar los números de mayor a menor e incrementando la dificultad a medida que va avanzando el ejercicio. «Adaptamos las nuevas tecnologías para que sean más divertidos, y más lúdicos. Y nos da la facilidad de recoger los datos a tiempo real», aseguraron.

También desde la Caixa, ente patrocinador, Ibón Torrealday recalcó que «desde siempre en nuestros programas hemos tratado de apoyar a los más desfavorecidos y las políticas de prevención. Y una enfermedad como el Alzheimer y las demencias seniles son motivo como para redoblar la atención».

Ayudas

Este programa se ha hecho posible también por las ayudas del ayuntamiento y de la Caixa. En esta dirección, un ejercicio de una hora semanal tiene un precio de 30 euros que el participante sufraga con doce, el hogar del jubilado lo subvenciona con ocho y la Caixa con diez. Si se quieren dos horas semanales, el coste es de 44 euros que serán abonados por el participante con veinte euros, mientras que las subvenciones de los hogares serán de doce y la de la Caixa también doce.

Las aplicaciones de Burulogy tienen su aceptación en residencias o centros de día. Esta firma nació en el vivero de empresas de carácter tecnológico Izarra Centre, ubicado en Ermua. En 2014 se alzó como el segundo mejor proyecto de Ermua dentro del programa 'YUZZ. Jóvenes con ideas' que dirige el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), patrocinio del Banco Santander y con la colaboración del Ayuntamiento de Ermua y la SPRI.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate