Diario Vasco

Una visión y 10 años por delante

Unidad. Txurruka, Lamarain, Juez, Agirre, Argoitia y Lejardi tras la presentación.
Unidad. Txurruka, Lamarain, Juez, Agirre, Argoitia y Lejardi tras la presentación. / FÉLIX MORQUECHO
  • El Ayuntamiento aprueba por unanimidad el Plan estratégico del Euskera 2016-2025

  • Tras un proceso participativo las acciones de impulso del euskera se centrarán en el entorno de niños y jóvenes

El pleno del Ayuntamiento aprobó esta semana por unanimidad el Plan estratégico del Euskera 2016-2025. Es una iniciativa dirigida a canalizar las acciones para la normalización del uso de la lengua vasca en las calles. Portavoces de los distintos partidos con representación en el Ayuntamiento comparecieron ayer para destacar la unidad en favor del euskera.

La presentación contó con la participación del concejal presidente de la comisión de Euskera Patxi Lejardi (PSOE) y del resto de concejales de dicha comisión, Igone Lamarain (EH Bildu), Eva Juez (PNV) y María Jesús Agirre (Irabazi). También estuvieron las técnicas de euskera del Ayuntamiento Junkal Txurruka e Idoia Argoitia.

El Plan es producto de un proceso participativo en el que tomaron parte unas 40 personas de distintos sectores de la ciudad, entre noviembre de 2015 y marzo de 2016. Frente a documentos anteriores que planteaban líneas de trabajo para 4 años, en esta ocasión Eibar afronta un Plan con una duración de 10 años. Eso permitirá unas valoraciones y una mejor medición de los resultados tras el trabajo llevado a cabo.

Lejardi detalló las líneas generales de un plan que parte con la siguiente visión: «Formar una red con los agentes del entorno juvenil e infantil y convertirlos en agentes activos para que dicho ámbito de Eibar sea un 'arnasgune' del euskera». Se trata de promover la utilización del euskera a partir de la gente joven, sus familias, los centros escolares, el ocio, el deporte y todos los ámbitos que los rodean. Para ello se incidirá en la comunicación y la sensibilización, así como en la búsqueda de la transversalidad en las actividades que impulsa el Ayuntamiento. «Así algún día será posible que en Eibar el euskera se pueda utilizar con total normalidad, ya que toda persona que opte por ello tendrá la oportunidad de vivir en euskera de forma natural y sin obstáculos que se lo impidan», señaló Lejardi.

La presencia de representantes de todos los partidos remarcó el carácter unánime de esta apuesta. Igone Lamarain destacó las medidas tomadas en los últimos años en el Ayuntamiento pero reclamó su traslación a la calle. «La incorporación plena del euskera a la vida diaria requiere un cambio social y para ello hace falta un compromiso político».

Eva Juez reconoció la doble responsabilidad de los presentes, como vecinos y como representantes públicos, y valoró el Plan como «una herramienta muy válida». Para su puesta en práctica reclamó una presencia del euskera en actividades públicas que vaya más allá del saludo y animó a todos los eibarreses a sumarse a este compromiso.

María Jesús Agirre reconoció que después de haber empezado a aprender euskera a los 40, no poder hablarlo en muchos ámbitos genera un punto de frustración. «El objetivo es que el que quiera vivir en euskera en Eibar pueda hacerlo. En eso el Ayuntamiento tiene que dar ejemplo, porque tenemos un trabajo muy importante por delante».

Foro, mesa técnica y sectores

Reconociendo que este tipo de planes llegan muchas veces desde el desánimo de una situación alejada de la ideal, Junkal Txurruka destacó la visión conjunta para poner en red a todos los agente sociales de Eibar. Un foro del euskera servirá para dar voz a todas las partes interesadas. Además, habrá una mesa técnica en la que participarán personas con experiencia en normalización lingüística, que será la que marque la línea de trabajo anual. Además de ello habrá unas mesas de trabajo sectoriales que tratarán específicamente sobre la educación, la familia, el comercio, la industria, los jóvenes, el deporte y otros ámbitos de la vida diaria.