Diario Vasco

La Lanzadera de Empleo llega a integrar en el mercado laboral al 68 % de los participantes

Los componentes de la lanzadera de empleo, en un taller organizado en Andretxea.
Los componentes de la lanzadera de empleo, en un taller organizado en Andretxea. / FÉLIX MORQUECHO
  • Debegesa hace una valoración muy positiva por la posibilidad de incrementarse el número de ocupados

  • De los 25 participantes en el programa, un total de 17 cuentan con un puesto trabajo

Una amplía mayoría de los componentes de la Lanzadera de Empleo de Debabarrena, 17 de los 25 que comenzaron el programa, han conseguido un puesto de trabajo, según se dio a conocer ayer en el cierre de las actividades de este programa.

La duración del proceso formativo y de la actividad en búsqueda de un puesto de trabajo ha durado cinco meses. En el balance final mostrado, un total de 17 personas de las 25 iniciales han encontrado un empleo. Por su parte, tres personas han decidido seguir formándose y se han matriculado en centros de Formación Profesional. Otras cuatro abandonaron el programa, dos de ellas muy al inicio, en la primera semana. Además, otras cuatro personas siguen en búsqueda activa de empleo, aunque tres de ellas poseen empleos de carácter temporal y a jornada parcial, pero siguen en la búsqueda de empleo. «Es un número importante que 17 personas hayan podido encontrar empleo en el poco tiempo que ha durado este programa y un grupo va a seguir formándose en ciclos profesionales, con la inminente posibilidad de acceder al mercado laboral un mayor número», señaló Vanesa Hortas, coordinadora del programa en Debegesa.

Además de las presentaciones que han desembocado en un mejor conocimiento del grupo de jóvenes con el consiguiente intercambio de experiencias, los jóvenes participantes han tenido ocasión de «mejorar su currículum y cambiar su actitud. Incluso, en el seno de un grupo formado se ha planteado la creación de una empresa», señalaba Hortas.

No obstante, han sido muchos más los aspectos que este programa ha reportado, como los de «fortalecer las actividades en la búsqueda de un trabajo, mejorar la autonomía, adquirir más confianza y trabajar en grupo».

Tras la última sesión de ayer, uno de los integrantes eibarreses de la Lanzadera de Empleo explicaba su experiencia, después de haber acudido a empresas diferentes, a conferencias, a ferias de empleo y a clases para fortalecer su currículo. «He estudiado licenciatura en Administración y Finanzas y Comercio Internacional. He mejorado mi currículum notablemente. Hemos llamado a las empresas y hemos realizado entrevistas. De momento, no tengo empleo, pero he recibido varias llamadas de empresas, para conocer mi situación, y esto me produce satisfacción», explicaba Yon Aparicio, participante en el plan de empleo.

Las actividades no terminan aquí. Todo ello proseguirá con el objetivo de que todos encuentren trabajo. Ayer mismo, la Casa de la Mujer, Andretxea, acogió la última actividad de la Lanzadera de Empleo. Los participantes en este programa promovido por la Diputación Foral de Gipuzkoa, Fundación Telefónica y Fundación Santa María la Real, en colaboración con la agencia de desarrollo comarcal Debegesa y con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, organizaron un taller de empleabilidad con el objetivo de ayudar a otras personas que se encuentran en desempleo a buscar trabajo, con la colaboración de la asociación Andretxea y del servicio de Igualdad del ayuntamieno eibarrés.

El taller estaba compuesto por una parte teórica, que detallaba las principales claves para elaborar un currículum vitae atractivo, y una parte práctica que ayudará directamente a las personas a resolver sus dudas. «Con esta iniciativa, hemos tratado de ayudar a buscar trabajo a otras personas que se encuentren en paro o en situación de mayor dificultad de acceso al mercado laboral».

Según los organizadores, «creemos que la solidaridad y el compromiso social son valores fundamentales en las lanzaderas de empleo. No sólo de forma interna, promoviendo que los participantes del programa compartan conocimientos y experiencias entre sí para multiplicar sus oportunidades de acceso al mercado laboral, sino de forma externa, ayudando a otros colectivos a su consecución».

Temas