Diario Vasco
Hodei Ezpeleta con la txapela y el trofeo de campeón de Segunda.
Hodei Ezpeleta con la txapela y el trofeo de campeón de Segunda.

Hodei Ezpeleta (Aizkolari): «Los jóvenes tenemos que estar ahí para dar guerra»

  • Hodei Ezpeleta ganó el campeonato de Segunda de Bizkaia y competirá el próximo año en Primera de aizkolaris

El deporte rural no acostumbra a ser la primera opción para los jóvenes de hoy en día, pero ese no es el caso de Hodei, ya que su padre Ernesto Ezpeleta 'Bihurri' le enseñó desde joven los entresijos de este deporte. El día de Arrate cumplió 17 años y el pasado fin de semana recibió un regalo muy especial, logrando su primera txapela. El campeonato de Segunda de Bizkaia tuvo un claro dominador ya que Hodei sacó más de 3 minutos al segundo clasificado. Satisfecho tras su primer torneo oficial, repasa su trayectoria.

-¿Recuerda cuándo empezó a cortar troncos?

-No exactamente, pero sí recuerdo cuándo me regaló mi padre mi primer hacha, con seis años. Antes jugaba con una de madera hasta que se me rompió.

-Con seis años el hacha, ¿y cuándo salió por primera vez a una plaza?

-Fue en Eibar, con 7 u 8 años. Creo que fue en fiestas de San Pedro en Urkizu.

-¿Se ponía nervioso?

-Sí, es algo que todavía me pasa pero de una manera diferente. Ahora me pongo nervioso si vienen amigos a verme. Lo que pasa es que estoy bastante acostumbrado y salir a la plaza con el hacha ya no me preocupa.

-El fin de semana pasado participó por primera vez en un campeonato.

-En los campeonatos siempre hay que ir a darlo todo y la verdad es que me encontré muy a gusto, no me atacaron los nervios antes de competir. Era mi primer campeonato individual pero lo afronté con tranquilidad y salió bastante bien.

-Supongo que la mayoría de sus rivales serían mayores.

-Sí, todos, yo era el más joven, pero los jóvenes tenemos que estar ahí para dar guerra.

-Sin embargo en este deporte hay campeones muy veteranos. La experiencia es un grado a la hora de cortar troncos.

-Sí, parece que con los años se mejora. Pero hay muchos aizkolaris y todos son diferentes, cada uno tiene su estilo y no se puede comparar. Yo soy joven y espero tener mucho tiempo para mejorar.

-¿Le ha picado el gusanillo de la competición?

-Sí, es algo que he afrontado con mucha ilusión y con muchas ganas. Lo que pasa es que ahora me toca esperar hasta el año que viene para competir en Primera. Tengo ganas de que llegue.

-¿Haber ganado en Segunda le da el billete para Primera?

-Eso es. En Bizkaia hay dos categorías y en la Segunda la inscripción es libre. El que resulta ganador de Segunda entra a formar parte de los seis que completan Primera, y entre ellos se decide el título. Por eso el año que viene será diferente. Hay que hacer el doble de trabajo para competir con aizkolaris que están en la élite de Bizkaia. Al ser la primera vez iré a ver qué tal se me da.

-¿Bizkaia?

-Cosas de mi padre, que está federado en Bizkaia y yo también.

-¿Es un deporte complicado?

-Hay que meterle muchas, muchas horas. Es un deporte muy sacrificado.

-El público les ve en la plaza cortando troncos, ¿qué es lo que no se ve?

-La gente nos ve en acción, con los pantalones blancos y las mejores hachas en las exhibiciones y en los campeonatos. Pero lo que no se ve es el trabajo que hay detrás, ir al monte, echar la madera y prepararla, las horas que pasamos afilando hachas, preparándoles el mango... todo eso no se ve pero lo hacemos.

-Acaba de cumplir 17 años. Entre sus amigos, ¿les atrae la posibilidad de probar con el hacha?

-Es muy complicado. Tengo amigos aizkolaris pero los he encontrado ya dentro de este mundo, los he conocido primero como aizkolaris y después nos hemos hecho amigos. Que tengas un amigo de tu edad y se interese por este deporte... yo todavía no lo he visto.

-¿Practica algún otro deporte?

-No, la verdad es que no. He conocido este deporte desde muy pequeño y es el que me gusta.

-¿Qué me dice de los estudios?

-Estoy empezando segundo de Bachillerato. El primer año acabé bien y veremos qué tal este curso, espero que bien. Todavía no tengo decidido qué hacer después. Seguro que me vuelvo loco en los últimos días para elegir.

-De vuelta a su faceta como aizkolari, ¿a dónde le gustaría llegar?

-Supongo que como para todos los jóvenes que practican este deporte, mi ilusión es ser campeón. Si el cuerpo me lo permite dentro de unos años espero poder luchar por ello. Por falta de ganas no va a ser.