Diario Vasco

Un proceso participativo determinará los usos de los antiguos juzgados

Los vecinos podrán dar su opinión sobre el uso que tendrán los juzgados de Bittor Sarasketa.
Los vecinos podrán dar su opinión sobre el uso que tendrán los juzgados de Bittor Sarasketa. / MORQUECHO
  • Se pretende que los vecinos decidan los servicios que se instalarían en el inmueble de Bittor Sarasketa

El equipo de gobierno trata de poner en marcha una proceso participativo para determinar los usos que se podrían dar a los antiguos juzgados de Bittor Sarasketa, hoy cerrados.

Desde el Ayuntamiento de Eibar se ha conocido que el Gobierno vasco no contempla instalar ningún servicio en este edificio, desocupado desde tiempo atrás. Responsables municipales se han dirigido en varias ocasiones al ejecutivo vasco para ofrecer alternativas de utilización de este inmueble, pero las gestiones no han seguido adelante. Por este motivo, ahora el Consistorio quiere abrir un proceso para que sean los vecinos los que muestren los servicios más convenientes, de cara a conseguir una pronta ocupación.

Tras la construcción del Palacio de Justicia de Txantxa Zelai, los antiguos juzgados de Bittor Sarasketa quedaron sin uso y a la espera que el Gobierno Vasco buscase un destino al edificio. Inicialmente, se contempló la instalación de la sede de las Federaciones Deportivas de Euskadi, en el mencionado inmueble, pero el Gobierno Vasco desestimó esta solicitud. Posteriormente, se planteó de habilitarlo como sede del Consorcio de Haurreskolak, pero finalmente este servicio se viene prestando desde el Complejo Educativo.

Hace unos meses, la parlamentaria socialista Miren Arrate Gallastegui solicitó información en el Parlamento Vasco sobre el futuro del edificio con una serie de preguntas a la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte relativas a la desafectación del edificio de los antiguos juzgados de Eibar. La desafectación no es otra cosa que la desvinculación del antiguo juzgado al uso o servicio público que tenía el Gobierno Vasco y que fue adoptada en el transcurso de este año.

La parlamentaria eibarresa quería conocer las particularidades de esa pérdida de dominio y propiedad del Gobierno Vasco, sobre cuándo se preveía iniciarlo, o si se piensa enajenarlo o cederlo.

También se preguntó a la consejera de Educación las medidas que se habían adoptado en el mantenimiento y conservación del edificio, o las reparaciones abordadas y cómo se iba a garantizar la seguridad del edificio. Al final, el Gobierno Vasco aprobó la desafectación una vez también que no existía interés por parte del ejecutivo autónomo de implantar algún servicio.

Usos iniciales

En principio, se llegó a hablar de la posibilidad de que el inmueble acogiera el Consorcio de la Haurreskolak que agrupa a todos los centros existentes en la comunidad autónoma, o del propio laboratorio de Sanidad Pública que marchará al nuevo hospital de subagudos, en Otaola.

La ubicación de la sede central de este consorcio en Eibar se decidió por la situación geográfica céntrica en el conjunto de la comunidad autónoma. Además, aportaría como ventaja que se encuentra situado junto a la Haurreskola de Eibar. También se habló de acoger la sede de las Federaciones deportivas, pero al final se decidió centralizar la gestión de estas entidades en Bilbao.

En las últimas elecciones municipales, el grupo político EH Bildu, solicitó en su programa a ocupación del inmueble para usos ciudadanos, una vez que, desde su cierre y traslado del Palacio de Justicia a Txantxa Zelai, no había tenido ninguna utilización.