Diario Vasco

El CD Vitoria quiere quitar el liderato al Alavés B en el derbi de mañana

El CD Vitoria, filial del Eibar en Tercera, ha configurado una plantilla potente con el objetivo de ascender a Segunda B.
El CD Vitoria, filial del Eibar en Tercera, ha configurado una plantilla potente con el objetivo de ascender a Segunda B. / MIKEL ASKASIBAR

Derbi por todo lo alto mañana (11.30 horas) en las instalaciones alavesas de Ibaia, en el campo de hierba natural Compañón, entre los equipos de la capital vitoriana que militan en Tercera División y que ahora mismo lideran en la clasificación. Se trata del duelo entre el Alavés B y CD Vitoria, este equipo es filial del Eibar y su máxima aspiración es ascender a Segunda B. El club armero ha confeccionado un plantel potente con jugadores con experiencia, incluso algunos en la categoría a la que pretenden ascender. El choque con el Alavés B será intenso porque los dos equipos en este momento vienen mostrando ser fuertes. El líder es el Alavés B, por aquello del gol average, en la primera jornada ganó 4-0 en casa al Santutxu y, en la segunda, venció al Aurrera de Ondarroa por 0-2, mientras que los hombres capitaneados por Arkaitz Lacambra son segundos al ganar 0-1 en Amurrio y 2-0 en Nanclares de la Oca al Getxo. Ya, en pretemporada, el CD Vitoria transmitió sensaciones de seguridad, su juego fluido y resolutivo hizo que se albergara un optimismo en el seno del club armero que apuesta firmemente por meterse en el play off de ascenso a fin de intentar ascender.

El Eibar ha diseñado esta temporada una cadena en su cantera con eslabones que comienzan con el Eibar Urko en Primera Regional, cuyo objetivo es ascender a División de Honor Regional y, a futuro, a Tercera; el siguiente paso es el CD Vitoria cuya meta es alcanzar la Segunda B y cierra el círculo el CD Logroñés, equipo que milita en Segunda B y su máxima aspiración es meterse en la promoción de ascenso a Segunda. Los rectores deportivos han diseñado un proyecto con jugadores fidelizados, destinados en el CD Vitoria y CD Logroñés, además de cedidos a otros clubes, con el fin de que vayan ganando en exigencia y experiencia de cara a llegar en el momento preciso al primer equipo del Eibar.

Una estrategia que requiere tiempo y en la que confían.