Diario Vasco

Retiran de las calles los contenedores destinados al reciclaje de los tapones

Los contenedores para reciclaje de tapones han sido retirados de la vía pública.
Los contenedores para reciclaje de tapones han sido retirados de la vía pública. / FÉLIX MORQUECHO
  • La medida se ha adoptado porque el almacén donde se depositaban está en venta

  • La iniciativa ha contado con la conformidad de la asociación Bizimina, que recaudaba fondos para investigación

Los dos contenedores para reciclaje de tapones han tenido que ser retirados de las calles por la imposibilidad de almacenar en un local todos los cierres de envases que eran recogidos.

En el año 2001, el ayuntamiento afrontó la instalación de un primer contenedor en Fermín Calbetón. Seguidamente, se colocó otro en Urkizu, para a sumarse a la iniciativa solidaria de la asociación Bizimina, que recogía tapones de envases con el objetivo de ayudar a los enfermos de Fibrodisplasia Osificante Progresiva (FOP), en su mayoría niños, y a sus familias. Bizimina es un grupo de trabajo que forman tanto familiares de afectados por FOP como voluntarios.

Además de la instalación de contenedores, el ayuntamiento trabajó en la búsqueda de un local para almacenar los tapones recogidos, para lo que entabló negociaciones con Sprilur, de cara a conocer las posibilidades de cesión de espacios de los pabellones vacíos de Matxaria. Tras alcanzarse un acuerdo entre el ayuntamientro y la Spri se consiguió almacenar los tapones en este lugar. Dichos cierres después eran entregados a una empresa de reciclaje.

Sin embargo, hace poco, Sprilur visitó el lugar y comprobó que el pabellón estaba «en mal estado» al menos de aspecto, «con montones de bolsas desperdigadas y con numerosos objetos que nada tenían que ver con la recogida de tapones». Se da la circunstancia que este pabellón está en venta, al igual que el resto de los que están todavía vacíos, por lo que Sprilur se veía, en cualquier momento, en la obligación de tener que enseñárselo a algún cliente o empresa que quisiera comprarlo.

De ahí, que Sprilur solicitase que se retiraran los tapones y el material para tener los locales a punto para su venta, aspecto que aceptó Bizimina. Todo ello hacía que al no existir un local donde poder almacenarlos no tenía sentido recogerlos en los contenedores, con lo que se ha procedido a su retirada, para evitar una mayor acumulación de cierres de envases.

Según el presidente de la Mancomunidad de Debabarrena, Arcadio Benítez, «a principios de agosto se llevó a cabo la retirada de contenedores, aunque la empresa que se dedicaba a la recogida no estaba homologada, con lo que carecían de un gestor de residuos, pero se permitía seguir con la iniciativa por los fondos que se podían conseguir con su reciclaje. Tampoco Bizimina nos ha pedido contar con un nuevo local, ni nos ha indicado nada por la retirada de los contenedores».

Los contenedores admitían el depósito de tapones de yogures, de productos de higiene personal, de botellines de agua, de detergentes líquidos, de tetrabriks, de botellas de aceite, etc. Junto a ello, los contenedores estaban totalmente identificados como pertenecientes a la asociación Bizimina, a la que se destinaban los tapones.

Apoyo municipal

La asociación Bizimina ha llevado a cabo diferentes iniciativas para dar a conocer tanto la enfermedad como la problemática de los enfermos de FOP y de sus familias, y además recaudar fondos para investigación de esta enfermedad poco común.Pese a la desaparición del servicio, el ayuntamiento eibarrés va a tratar de seguir apoyando la investigación de la enfermedad del FOP, que a día de hoy no tiene cura y para la cual no existeun tratamiento efectivo, al tiempo que trata de concienciar en el apoyo a las labores de reciclaje. Esta enfermedad sólo esta siendo investigada en Estados Unidos y al parecer, y debido a la actual crisis económica y los recortes en todos los ámbitos, no va a ser investigada a nivel estatal. «En este tipo de reciclajes solidarios era vital concienciar y movilizar al mayor número de gente posible. Nosotros hemos colaborado, pero Bizimina no se ha puesto en contacto por las medidas adoptadas», señalaba Benítez.