La Diputación de Bizkaia ha aprobado una subvención de 1 millón de euros para Kamiñalde

La financiación total de la ladera sigue siendo la mayor preocupación del Consistorio ondarrés al existir dinero pendiente

A.E. ONDARROA.

La Diputación de Bizkaia ha aprobado el pago de una subvención de millón de euros para el desprendimiento de Kamiñalde. Esta ayuda trata de hacer frente a las obras de estabilización de la ladera de Kamiñalde, tal y como anunció el pasado mes de mayo.

Según ha explicado en un comunicado, la subvención tiene «carácter excepcional» y es compatible con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos obtenidos para la misma finalidad procedentes de cualquier Administración, así como de entes públicos o privados, estatales, de la Unión Europea o de organismos internacionales.

El abono de la cantidad subvencionada se realizará mediante un único pago y, además, la Diputación seguirá «dando soporte al Ayuntamiento en fórmulas de cooperación interinstitucional».

La institución foral ha destacado que, a estas cantidades, se suman las aportaciones realizadas anteriormente, entre ellas los 500.000 euros «abonados de manera inmediata» tras el desplome de la ladera y que suponen «la cantidad máxima permitida en concepto de imprevistos».

Además, se otorgó una subvención adicional de un millón de euros a finales del pasado año, además de «otras ayudas forales prestadas desde el momento en que se produjo la emergencia», el pasado marzo de 2016, como bomberos, servicios forestales, apoyo jurídico y técnico, y apoyo de servicios sociales.

«Con esta nueva aportación, la Diputación Foral de Bizkaia demuestra su compromiso con el Ayuntamiento de Ondarroa, así como con los vecinos y vecinas afectados por el desprendimiento», han señalado los responsables forales.

Aunque la mayoría de los vecinos regresaron a sus casas, todavía el pago total de todas las obras sigue pendiente. «Hemos conseguido encauzar los trabajos para estabilizar la ladera de Kamiñalde, pero todavía nos hace falta dinero para pagar toda la obra»,explicó el alcalde.

La falta de dinero y el endeudamiento con los bancos y La Diputación Foral de Bizkaia preocupa al Ayuntamiento de Ondarroa, que ha tenido que pedir un préstamo de 4 millones de euros, la misma cantidad que la mitad del presupuesto del municipio de todo un año. «El pueblo de Ondarroa es el más perjudicado porque no vamos a poder asumir muchos proyectos importantes para la localidad, tales como la urbanización de Kamiñazpi, la mejora de las infraestructuras del campo de fútbol, el ascensor de Kale Handi y otros muchos más», ha comentado Bedialauneta. «A pesar de todo, nosotros vamos a seguir trabajando a favor de Ondarroa y vamos a tocar todas las puertas posibles para realizar todos los proyectos necesarios», ha afirmado el alcalde Bedialauneta.

Fotos

Vídeos