Deba venera a su patrón

El novillero Juanjo Villita, en un momento de su faena.
El novillero Juanjo Villita, en un momento de su faena. / A. SALEGI

La procesión y una novillada, actos principales de las fiestas de San Roke

ANDER SALEGI DEBA.

Los debarras celebraron ayer el día de su patrón, San Roke, con mucha música y la primera de las dos novilladas de las fiestas. La indumentaria de estos días varía según la ocasión. Ayer tocó ir de blanco con el pañuelo rojo, mientras que hoy el azul y los pañuelos de cuadros predominarán en las calles debarras.

Los gaiteros de Estella y la Banda de Música se encargaron de despertar a los vecinos para el primer encierro, con cuatro novillos de la ganadería salmantina Puerto de San Lorenzo. Fue rápido y sin incidentes, pero después los embolados que sacaron a la plaza los hermanos Arrizabalaga provocaron más de un susto con algunos revolcones. Tras desayunar, el público se trasladó a la plaza vieja donde los dantzaris de Gure Kai bailaron la ezpatadantza ante la imagen de San Roke. Acto seguido muchos vecinos, acompañados por la Corporación Municipal, se dirigieron en procesión a la ermita del santo, donde se ofició la misa en la que Jesús Aranberri interpretó el 'Ave María'. Fueron muchos los que aprovecharon la oportunidad de hacerse con una ramita de albahaca como manda la tradición.

Retirada con emoción

En la ermita se vivió un emotivo momento. Joxe Arrizabalaga, uno de los costaleros que porta el santo en la procesión, se retira. Los miembros de Gure Kai quisieron realizarle un pequeño homenaje y le obsequiaron un bastón.

Por la tarde, se celebraron tres actos a la misma hora, pero en diferentes lugares. Mientras en la carpa los aficionados a los bertsos pasaron un buen rato, y los más pequeños disfrutaban con una actuación dirigida a ellos en la plaza Simón Bersaluze, la plaza de toros acogió la primera novillada de las fiestas, con los novilleros Alfonso Ortiz, de la escuela taurina de El Juli, y el toledano Juanjo Villita de la escuela madrileña. El sobresaliente fue José Manuel Serrano, de Salamanca. Fue presidida en esta ocasión por Andoni Goikoetxea que regenta un restaurante en Madrid.

La plaza de toros cuadrada se llenó para la cita. Como preludio, la banda tocó una pieza en honor al fallecido Iván Fandiño. Alfonso Ortiz tuvo una buena tarde, toreó bien y en el primer toro logró una oreja y la vuelta al ruedo. A Juanjo Villita las cosas no le salieron tan bien, falló al finalizar la faena y terminó recibiendo asistencia medica por parte de la Cruz Roja por un leve corte. Buenos toros de la ganadería salmantina Puerto de San Lorenzo.

Durante la corrida, medio centenar de antitaurinos se concentraron en el exterior. Los fuegos artificiales de la Pirotecnia Zaragozana cerraron la jornada

Hoy se celebra el día del marinero, con la Jorrai dantza, la comida popular, los juegos entre cuadrillas y el segundo encierro.

Temas

Jaiak

Fotos

Vídeos