Deba se tiñe de rojo y blanco para dar inicio a los San Rokes

Los cabezudos hicieron correr a los más pequeños.
Los cabezudos hicieron correr a los más pequeños.

Josu Azkoitia se encargo un año más de poner el pañuelo a la efigie

ANDER SALEGI DEBA.

A pesar de que las fiestas oficialmente arrancaron ayer, el municipio se encuentra inmerso en un ambiente festivo desde el fin de semana, con la celebración de la Galerna Festa, deportes rurales y desencajonamiento. Las fiestas en honor a San Roke se prolongarán hasta el viernes, día en el que se celebrará el hermanamiento con la localidad de Cambo. Antes, se celebrará el día del niño (hoy), el día de San Roke (mañana) y el día del marinero (el jueves).

Ayer al mediodía comenzó el ambiente con las diferentes cuadrillas que salieron a potear. Después a la hora de comer, como viene siendo habitual las cuadrillas se reunieron en diferentes lugares de la localidad para disfrutar de una comida en buena compañía antes del gran momento. Instantes antes de la puesta del pañuelo, en la calle Portu, escenario donde dio comienzo la fiesta, comenzaron a llegar muchísimos niños y jóvenes cargados con gaseosas y bebidas efervescentes que más tarde fueron arrojadas unos contra otros, dejando a más de uno mojado de arriba abajo.

Eran las seis de la tarde. Con el repique de campanas llegó el gran momento. En primer lugar se dio paso a la colocación del clásico pañuelo rojo al Santo y el cascabel al perro, labor de la que, un año más, se encargó Josu Azkoitia. Una vez colocados, Azkoitia hizo el grito de 'Gora SanRoke! Gora Deba!' ante la mirada expectante de la multitud que se congregó en la calle Portu, que elevaron los pañuelos al aire mientras la Banda de Música local tocaba la 'Marcha de Deba', momento que se desato la euforia. Acto seguido llegó el momento de lanzar los cohetes anunciadores de que la villa se encontraba de fiesta. De ellos se encargaron los miembros de la asociación artística Haitz haundi, que se encuentra de 25 aniversario.

Los txistularis y los gaiteros de Estella al igual que la banda, pusieron las primeras melodías por las calles del casco urbano que se encontraban abarrotadas de gente que ya portaban el pañuelo rojo al cuello y que no se lo quitaran hasta el próximo viernes. Los gigantes y cabezudos no desaprovecharon la oportunidad de abordar las calles a través de una comparsa. Los cabezudos se pasaron la mayor parte del tiempo corriendo por detrás de los niños y golpeando a más de uno.

Al ritmo del Alkate Soinua, la Corporación Municipal, desfilo hasta la parroquia. Una vez ahí los dantzaris de Gure Kai no fallaron a su tradicional cita y bailaron la Ezpatadantza y la Reverencia, dos actuaciones que fueron agradecidas por los asistentes con un fuerte aplauso. A continuación, el Coro Aitzuri se encargó de entonar con ritmo y ganas La Salve de Hilarión Eslava.

Por la noche, continuó la música con la tamborrada y de eso se encargaron, como marca la tradición, los miembros de la sociedad Ozio Bide. La fiesta continuó hasta largas horas de la noche con la romería ofrecida por el grupo Ezten Giro.

Hoy Día del Niño

Hoy se celebrará el día del niño con actividades y protagonismo para los más pequeños del municipio. A las 9.00, la diana con la banda joven y los gaiteros de Deba se encargaran de sacar a más de uno a las calles. A las 10.00 se celebrará el encierro, a las 11.30 pasacalle desde Luzaro y desde la escuela de música (tamborrada y pequeños gigantes). A las 12.00 la plaza de toros acogerá el festival de tamborrada, deportes rurales, bailes y vaquillas. A las 13.00 los nacidos entre el 1 de agosto de 2016 y 31 de julio de 2017, el alcalde les colocará el pañuelo de fiestas. A las 16.00 hinchables en la plaza de toros y la de Simón Bersaluze. A las 20.00 partidos infantiles de pelota y a esa misma hora concierto en la plaza vieja Melissa&the Jack's. A partir de las 23.45 conciertos en la carpa de la alameda, Esne Beltza (uno de los más punteros de todas las fiestas), Kop y Sua romería.

Temas

Jaiak

Fotos

Vídeos