Deba y Reus, unidos por la amistad

Los componentes del grupo Xiquets de Reus ofrecieron este castell a los vecinos de Deba. /  FOTOS SALEGI
Los componentes del grupo Xiquets de Reus ofrecieron este castell a los vecinos de Deba. / FOTOS SALEGI

Mas de 300 vecinos del municipio catalán acudieron a localidad debarra

ANDER SALEGI DEBA.

Deba y Reus son dos localidades que comparten una buena relación. Deba no está hermanada con la localidad catalana, sin embargo si lo está con el pueblo vasco-francés de Kanbo. Sin embargo, en la pasada Semana Santa un grupo de estudiantes y vecinos de Deba residentes en Reus organizaron un encuentro entre el municipio debarra y el catalán con la intención de crear una bonita amistad entre ambas localidades. En su día, tuvo un gran éxito y a respuesta de ello los debarras decidieron devolver la invitación. Esa invitación fue aceptada por más de 300 reusenses que en autobuses se desplazaron desde su municipio a Deba.

Ayer celebraron un día repleto de actividades culturales. Por la mañana las conferencias en diferentes puntos de la localidad (Kultur Elkartea, Gaztetxe y Palacio Aguirre) fueron los lugares donde se congregó más gente. Los reusenses tuvieron la oportunidad de conocer el casco viejo de la localidad debarra de la mano de Alex Turrillas. Junto a la carpa instalada en la Alameda se reunieron los más pequeños de ambas localidades.

Por un lado, pudieron divertirse con los hinchables y juegos organizados por Kolore Anitz. Por otro lado, los más valientes pudieron atreverse a formar unos castells gracias a las instrucciones que les ofrecieron los miembros del grupo Xiquets de Reus.

Al mediodía les tocó el turno a los bailes. Los debarras mostraron a los catalanes un baile típico del País Vasco, la Kaxarranka, la cual contó con la colaboración de los txistularis. Los catalanes respondieron ofreciendo al pueblo debarra un increíble castell de tres pisos de altura. Este acto congregó a centenares de personas en la plaza de los Fueros. Después de esto llegó el momento de reponer fuerzas con una comida popular.

Alrededor de 500 catalanes y vascos se reunieron en el frontón Aldats para degustar un rico menú. Por la tarde -noche a la hora del poteo las calles y bares del municipio debarra se llenaron de gente. Se estableció un sistema de tique para que no reinara el caos a la hora de servir cada bebida. Músicos locales y procedentes de Cataluña amenizaron la horas previas a la cena. Por la noche antes de que en la carpa se ofrecieran conciertos con grupos vascos y catalanes, en la plaza vieja Los Diables de Reus ofrecieron un espectáculo pirotécnico con un toro de fuego.

Las actividades continúan hoy. Por la mañana a las 11.00 en la carpa se ofrecerá un hamaiketako compuesto por caldo y chorizo. Después a las 12.00 está previsto un acto político en el cual se hablará sobre la situación actual de Cataluña.

Para finalizar la visita de los reusenses al municipio debarra se llevará a cabo un baile. Acto seguido repondrán fuerzas con una comida y después se embarcaran en el viaje de vuelta a Reus.

Fotos

Vídeos