Cuatro millones de euros para la estabilización de la ladera de Kamiñalde

ALBERTO ECHALUCE ONDARROA.

El Ayuntamiento de Ondarroa va a realizar un último esfuerzo encaminado a lograr la estabilización de la ladera de Kamiñalde, así como su urbanización, cifrados ambos proyectos en 4 millones de euros. El objetivo es poner punto final al problema más importante que ha padecido la localidad a lo largo de su historia y que desembocó en el desalojo de 170 familias, hoy todas ellas de vuelta a sus casas. Con este montante, Ondarroa no podrá llevar a cabo inversiones importantes y no le quedará más remedio que «optimizar el gasto en el conjunto de las áreas municipales, y tratar de utilizar la vía del prestamo para resolver estos problemas», manifestó la concejal del área de Urbanismo, Eneritz Basurto.

La única esperanza es que se van a llevar a cabo los últimos trabajos encaminados a la estabilización de ladera, para lograr unos factores de seguridad que garanticen su estabilidad a largo plazo. Para este fin, se piensa colocar la última pantalla de contención en las zonas menos dañadas, así como un refuerzo complementario de carácter definitivo en la más peligrosa. No obstante, tras haber realizado el pliego de condiciones económico-administrativas que regirán el concurso, se ha querido disponer de un préstamo de la Diputación para poder sacar a licitación los trabajos. «En principio, se va a actuar sobre la parte superior y después se irá bajando hacia la parte baja, y depués culminaremos con la urbanización», manifestó Basurto.

Otras labores van a ser las propias de drenaje para asegurar que las aguas procedentes de la lluvia que circulan libremente no deterioren una obra ejecutada con anterioridad, tanto en el desmonte como en el depósito donde se ha dejado los cerca de 600.000 metros cúbicos retirados de la ladera. Con todo ello, se ha logrado la explanada surgida alcanza las 4,8 hectáreas de superficie y una altura máxima cercana a los 24 metros. La parte final será la urbanización de la zona, en el que se trata de conseguir la reposición de caminos, servicios y cierres.

En este momento, la entrada a la parte alta del casco viejo con vehículos está regulada con semáforos desde la Alameda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos