Consternación por el fallecimiento de Maite Narbaiza

Maite Narbaiza Azkue.
/
Maite Narbaiza Azkue.

Fue concejal de Eusko Alkartasuna en el Ayuntamiento durante varias legislaturas

NEREA ISASTI SORALUZE.

A mediodía de ayer llegaba a Soraluze la noticia del fallecimiento, tras someterse a una operación, de Maite Narbaiza Azkue, todo un referente en la vida política, social y cultural del municipio.

Eibarresa de nacimiento y soraluzetarra de adopción, era muy conocida y muy querida en Soraluze. Quienes le conocían destacan su fuerza, su simpatía, sus ganas de ayudar. Siempre iba corriendo de un lado para otro, prestando su ayuda desinteresada a todo tipo de colectivos.

Colaboraba con la Asociación de Parkinson del Bajo Deba, Deparkel, ayudando a mejorar la calidad de vida de muchas familias en las que hay miembros afectados por esta enfermedad. También era parte activa de Atzegi, Asociación Guipuzcoana en favor de las personas con discapacidad intelectual.

Iniciativa Berbalagun

Euskaltzale empedernida, también formaba parte de la iniciativa Berbalagun, a través de la que ayudaba a mejorar el nivel de euskera de los 'euskaldunberris'. Estuvo en los inicios de la revista local Pil-pilean, de la que era socia. Y cómo no, también se declaraba feminista y ayudó a crear el colectivo de mujeres de Soraluze.

En el apartado político fue concejal de Eusko Alkartasuna en el Ayuntamiento de Soraluze durante varias legislaturas y presidenta local de la formación, además de formar parte del Consejo de Bildu. Tanto quienes han compartido espacio político con ella como quienes ocupaban la bancada opuesta destacan su aportación al pueblo y envían a su familia su más sentido pésame.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos